Nuestras plumas

Los Conjurados

0

O ponen a Chuma o me llevo mis canicas: Alcalá

Erika Rivero Almazán

Fue la semana pasada en un restaurante de la CDMX. En la mesa del rincón el tono de las voces empezó a subir. Los comensales empezaron a voltear con disimulo: claro que había poblanos… y no faltó quien identificara a los protagonistas de lo que comenzaba a hacer un altercado.
Se trataba de Blanca Alcalá Ruiz, Jorge Estefan Chidiac y Guillermo Deloya Cobián.
La contundente frase de la exalcaldesa sirvió de parteaguas al silencio: «puedo hacer ganar sola a mi hija y puedo hacer perder a Deloya».
El candidato a la alcaldía optó por sólo dirigir una mirada al presidente del partido… quien sólo atinó a revirar… que no era para tanto… que se calmara, suplicó a su amiga.
¿Qué fue lo que hizo enfurecer tanto a Alcalá?
Este es el antecedente.
La reunión con la embajadora tenía un objetivo: comprometer la ayuda de Alcalá en la campaña de Deloya, y el interlocutor principal, Jorge, además de su posición en el PRI es uno de los mejores amigos de la excandidata al gobierno estatal.
Por supuesto, la invitación a una diputación por la vía plurinominal para Alcalá era la ofrenda en garantía.
La sorpresa fue que Blanca guardaba una carta bajo la manga: donar su posición pluri a su yerno Edgar Chumacero Hernández.
Mejor conocido por «el Chuma».
El «no» inmediato de Estefan fue el cerrillo que prendió la mecha.
Jorge reiteró la invitación para ella.
Blanca la rechazó otra vez. Pero movió una pieza de su tablero: que Chuma sea regidor, en el tercer lugar de la planilla.
La lectura de la solicitud sólo tuvo una lectura para Deloya: Blanca da por hecho que voy a perder.
Y cómo no: fue la misma estrategia que aplicó Alcalá en la campaña de Enrique Agüera para la presidencia municipal al pedir la tercera posición para su hija Karina.
Ahora fue Deloya quien dijo «no».
Fue entonces cuando Alcalá perdió la poca paciencia que tenía y lanzó una advertencia amarga: si Chuma no va como regidor en la tercera fórmula que no contarán con ella para apoyar a Deloya.
Jorge le recordó que su hija Karina necesitaba todo el apoyo del partido para ganar el distrito 12.
Y ahí fue cuando la leona terminó de despertar: y lo dijo clarito: que ella podía hacer ganar sola a su hija y hacer perder a Deloya.
Que no necesitaba de ellos.
Y es que ‘El Chuma’ despótrico contra el PRI todo el año pasado acusándolo de haber sido el artífice para que perdiera su suegra.
Y ahora Alcalá exige que Chuma sea premiado.
Incluso, esta sería la lista de regidores de Deloya si es que el PRI le concede a Alcalá su capricho.
1. Deloya (obvio), 2. Una mujer impulsada por Estefan, 3. Edgar Chumacero, 4. Zaira González, impuesta por Pepe Chedraui, 5. CTM y 6. Antoncha Campesina.
La platica se cerró con la invitación de Jorge para que Blanca ocupe una pluri.
Y Alcalá con Chuma como regidor.
¿En qué terminará la negociación?

Compartir ahora

Dan licencia a 4 diputados, se prevé otra decena

Entrada anterior

Descarta Raúl Barranco venta de candidaturas

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario