Los Conjurados

Los Conjurados – ‘Cabildazo’ contra Claudia Rivera

0
Claudia Rivera

Los Conjurados, la columna de Erika Rivero Almazán

«Si es necesario cambiar a Claudia para ser competitivos, lo haremos», «Urge un golpe de timón en el ayuntamiento de Puebla», «imposible pensar en la reelección ofreciendo estos resultados», «Morena peligra en retener la alcaldía en el 2021 si la presidenta continúa como va«.

La amenaza no es velada: es abierta y directa a la cabeza del ayuntamiento de Puebla.

Y no es el PAN.

El gatillero es de casa: MORENA.

El autodenominado G5, conformado por el grupo de regidores de la 4T inicia este año con una exigencia: pedirán al resto de los integrantes del Cabildo que dejen de apoyar las políticas públicas de su alcaldesa, y todavía van por más: por la destitución de Claudia Rivera.

Los regidores del G5 (Rosa Márquez, Marta Ornelas, Roberto Esponda, Edson Cortés y Eduardo Covian) grupo que sostiene el apoyo de los regidores del PAN y PRI, se consolidan en este año como los principales adversarios de la presidenta municipal, que, si bien en el 2019 fueron muy críticos contra Rivera, siempre descartaron la idea de la sustitución.

Hoy no es así.

A su decir, el ayuntamiento está a punto del colapso: el subejercicio del presupuesto federal, la ineficacia de la mayoría de los secretarios, la nula respuesta ante la inseguridad pública, los comerciantes ambulantes que parecen ya los conquistadores del Centro Histórico, así como errores en la logística diaria (la última, la colocación de los maceteros en calles del centro), por sólo mencionar los principales.

Y cuando el G5 habla de ‘colapso’, también se refiere al peligro electoral inminentemente para el 2021.

Y es que ya existen encuestas de Morena que arrojan números reales que lo hacen posible.

Pero ante esta bola de nieve que se desató desde el segundo mes de su administración, fue creciendo en el 2019 y se consolida en el 2020 ¿qué está haciendo Claudia Rivera?

¿Cuál es su respuesta?

Porque también queda claro que el G5 no se manda sólo.

Nunca en la historia de la ciudad de Puebla un grupo de regidores ha puesto contra las cuerdas a su alcalde. Menos siendo del mismo partido.

La parte más acida de esto es que ese equipo que la alcaldesa se empeña en defender, es el primero en hacerse a un lado para que ella reciba las balas.

Es su ‘burbuja’ la primera en escudarse con frases como «es decisión de la alcaldesa, no mía», sin pensar en las consecuencias de sus actos ni en los enemigos que le generan a su jefa.

Claudia Rivera está sola.

Vulnerable.

Y aunque a nivel legal y político sea inviable la destitución de la alcaldesa como tal (como lo pretende el G5), la percepción constante de la sola posibilidad en nada ayuda a la presidenta.

Por el contrario.

La debilita.

Sobre todo, cuando se encuentra en su segundo año de ejercicio.
A la presidenta le urge rodearse de auténticos operadores políticos y estrategas que sirvan de enlace y que le ayuden a construir alianzas.

¿Dónde está el secretario de gobernación, sus consejeros, su equipo?

¿Quién está a cargo de responder todas las críticas que a diario le hace el G5?

¿O las que le hace la presidenta del PAN, Genoveva Huerta, todos los lunes por las mañanas?

De ahí nos seguimos al sector empresarial, los comerciantes formales, informales, el turístico…

Y no es que Claudia Rivera haga todo mal: el punto es que no puede ella sola librar todas las batallas y resolver todos los problemas de una urbe como Puebla.

Lo peor es que esta percepción no es sólo política: ya es ciudadana.

Salvo un pequeño puñado de funcionarios municipales eficientes, urge la renovación de un equipo capaz, competente y realmente leal.
Y Rivera Vivanco no lo tiene.

Compartir ahora

Ante la Comisión Permanente del Congreso del Estado, solicitan comparecencia del titular de Finanzas

Entrada anterior

Si es necesario cambiar a Claudia para ser competitivos, lo haremos: Esponda

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario