Los Conjurados

Los Conjurados: Cárdenas y el manual de un Harakiri

0

Los conjurados, la columna de Erika Rivero Almazán

Es momento de la confesión, de decir verdades, por la sencilla razón que salen a flote solitas.

Morena no va a ganar: va a arrasar.

Y no sólo el fenómeno AMLO que persiste, ni los casi 2 años de campaña de Barbosa que le ayudaron a posicionarse en un inalcanzable primer lugar.
No.

Es porque Barbosa no tiene adversarios.

Sin duda, Enrique Cardenas era un estupendo personaje que se convirtió en la pálida sombra de una promesa.

Y es que su campaña no ha sido mala: ha sido pésima.

Sin discurso.

Sin dirección.

Sin equipo.

Sin propuesta.

Sin dinero.

La explicación del porqué el candidato compartido del PAN, MC y PRD nunca despegó obedece a errores simultáneos y constantes cometidos en tiempo récord: de ahí que su único objetivo real alcanzable a casi 20 días de que se cierre el periodo de campañas es que su batalla electoral sea únicamente testimonial.

¿Porqué?

1. Porque Cárdenas no se dejó asesorar ni ayudar. Una cosa es dirigir una universidad y otra es enfrentar una campaña electoral. Pero eso jamás lo entendió.

2. Como tampoco que una cosa es ser un renombrado académico y otra dominar el fino arte de la política. De ahí que los arranques, gritos y efervescencias del momento fueran pan de cada día: jamás se unificó un equipo de campaña como tal. Y se necesita de todos para sumar.

3. De ahí que Cárdenas despreciara la estructura de los partidos que lo llevaran a conquistar una candidatura que no pudo lograr sólo: y lo hizo públicamente, humillando tanto a dirigentes como a sus militantes.

¿Soberbia? Cárdenas defendió su postura por que según él gozaba de prestigio ante los ciudadanos y no quería cargar con los negativos que llevan a acuestas los partidos.

4. Pero la venganza es dulce… por eso, en el momento de invertir las millonarias perrogativas etiquetadas para los partidos, no fluyó el dinero para la campaña de Cárdenas.

5. Y ya sabemos de sobra que una campaña se gana con 3 cosas: dinero, dinero y dinero.

6. Así, como el dinero jamás fluyó, las ideas no se concretaron, las propuestas jamás se comunicaron, nunca se realizó una gira con el hambre de triunfo en el interior del estado, ni se buscó a los medios de comunicación, al contrario, también se ignoraron porque Cárdenas los considera ‘prensa vendida’ y fácilmente reemplazables con las redes sociales.

7. El resultado fue una campaña torpe y, en los últimos días, desesperada.

8. Y cuando la desesperación llega, los errores se recrudecen, y aquí la lista es larga: como el llamarse candidato ciudadano y pedir que su imagen no se mostrara al lado de ningún logo partidista, menospreciar y maniatar a las direcciones de comunicación social de los 3 partidos, así como tomar de bandera la lucha contra la inseguridad, cuando ése factor es fácilmente ‘achacable’ a los gobiernos del PAN, tal como lo señaló el candidato del PRI a la gubernatura, Alberto Jiménez Merino.

9. Las mentiras (perdón pero no hay otra forma de decirlo) sobre su supuesto empate en las encuestas con el candidato de Morena: pues según un sondeo de Massive Caller mostró que Enrique Cárdenas tiene una preferencia de 30.4 por ciento, mientras que Luis Miguel Barbosa cuenta con un 31.8 por ciento, o sea, un empate técnico. Eso sí, sólo en la zona conurbada de Puebla.

10. El delirio apenas y duró unos minutos, pues Massive Caller salió a desmentir tal información.

11. Enrique Cárdenas tiene una personalidad ermitaña y poco sociable que impidió que conectara con la gente, por eso su discurso fue plano.

12. Los graves problemas de comunicación provocaron que no se distinguiera de sus competidores. Es la fecha en que no sabemos cuál es la propuesta en que se basará su gobierno.

13. En una campaña no hay fines de semana ni vacaciones y se trabaja hasta altas horas de la noche. Tampoco es planear en hojitas de papel Scribe un discurso ocurrente en una mesita del coffé York de la Paz.

Una campaña se gana o se pierde por muchos factores. Y aquí sí

MÁS ENTREGAS DE LOS CONJURADOS:

Los conjurados: El bunker de Tony para Barbosa

Los Conjurados – Pagué precio político por defender a Lydia Cacho: Lucero Saldaña

 

Compartir ahora

INE manda paquetes electorales a poblanos en el extranjero para votar

Entrada anterior

Le roban al IMSS medio millón de pesos en medicamentos contra el VIH

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario