Los Conjurados

Los Conjurados – Claudia Rivera, Muñoz Ledo y la reelección

0
Erika Rivero Almazán
Erika Rivero Almazán
Directora Editorial

Aunque parece inevitable la llegada de Mario Delgado Carrillo a la presidencia de MORENA, la aparición inesperada de Porfirio Muñoz Ledo le puso sabor al caldo.

Y es un caldo que ya picó.

Los cálculos de Massive Caller señalan que Delgado cobija el 29 por ciento de las preferencias, mientras Porfirio, en sólo un par de semanas llegó al 22 por ciento, seguidos por Yeidckol Polenvsky y Gibrán Ramírez Reyes, con 18.6 por ciento y 16.6 por ciento, mientras que Alejandro Rojas Díaz Durán se va al lugar 5 con 5.2 por ciento.

Mario Delgado Carrillo
29%
Porfirio Muñoz Ledo
22%
Yeidckol Polenvsky
18.6%
Gibrán Ramírez Reyes
16.6%
Alejandro Rojas Díaz Durán
5.2%

Esta circunstancia es relevante para entender por qué la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco se localiza nuevamente en el ojo del huracán político nacional.

El fin de semana el periódico Reforma público el audio de una conversación entre líderes del MORENA.

Ahí Alfonso Ramírez Cuéllar y Bertha Luján, revelan su plan para impulsar la candidatura del diputado Muñoz Ledo a la dirigencia nacional.

Luján habla de “meterle a la resistencia para que no se queden con todo”, y menciona a sus amigos gobernantes con los que comparte esta estrategia:“nos reunimos Clara, Claudia, Cuitláhuac, yo..

Bastó esta mención por nombres de pila para que el círculo rojo diera por sentado que esa Claudia se trataba de la presidenta municipal de Puebla.

El Pan reaccionó rápido: Genoveva Huerta acusó a Claudia de apoyar la campaña interna de Muñoz Ledo con la estructura del ayuntamiento, a lo que los morenistas (raro) ahora sí contestaron de inmediato con una negativa y retaron a la presidenta del Pan a mostrar pruebas y hacer las denuncias legales correspondientes.

Pero ante tanta bulla, ¿qué ocurre realmente al interior de MORENA?, ¿cuál es la posición de la alcaldesa y qué tiene que ver Porfirio Muñoz Ledo?

La invitación a la Noche del Grito en el Palacio municipal que se extendió para Citlalli Hernández, compañera de fórmula de Porfirio en la secretaría general, fue un mensaje claro: que Rivera Vivanco juega en la elección de Morena nacional y que sus canicas están con Luján y Ramírez Cuellar: O sea con Muñoz Ledo.

Punto.

Así que la grabación filtrada no aporta nada nuevo en el esquema poblano del vino tinto.

Claudia parece tener claro que su posición y sus aspiraciones políticas de reelección deben de ir acompañada de decisiones de alto alcance.

Y su apuesta está a la vista.

Ahora, ¿qué pasaría si gana Delgado?

Si esto ocurriera, el gane de Mario sería por muy poco porcentaje sobre Porfirio, y, por lo tanto, la oportunidad de negociación del grupo de Luján se amplía.

Es decir, de Rivera Vivanco.

Y es que, a estas alturas del partido, queda claro que su único franco competidor por la alcaldía sería Gabriel Biestro Medinilla, del grupo barbosista, que intenta un acercamiento directo con Delgado, ya que la estructura morenista poblana tiene más tinturas de Rivera que de Biestro.

De ahí que Biestro, para combatir ese eslabón, se apueste al 100 por ciento con Delgado, en la lógica de que en caso de que gane la dirigencia nacional, sus posibilidades del líder del congreso local se incrementen para ser el candidato a la alcaldía.

Así las cosas, en el corte de caja de los morenistas.

Las sorpresas, por supuesto, no se descartan en estos tiempos turbulentos.

Compartir ahora

Aumentarán número de cuadrillas para bacheo en Puebla capital

Entrada anterior

No nos interesa hacer obras políticamente rentables: Iván Camacho

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario