Los Conjurados

Los Conjurados – Diputados sacan ‘la pipitilla’ que llevan dentro en elección del Auditor Superior

0

Los Conjurados, la columna de Erika Rivero Almazán

Intriga, traición, deslealtad, desconfianza: este es el terreno en donde los diputados intentan construir los acuerdos para elegir al nuevo Auditor Superior.

Pero hasta el momento, lo único que han dejado las largas sesiones a puerta cerrada entre los legisladores es la evidencia de que el honor y la palabra ya son códigos inexistentes.

¿Qué clase de político acepta sentarse a una mesa a negociar para servir de ‘chivo expiatorio’ con la finalidad de grabar a sus compañeros diputados y filtrar la grabación a la prensa?

Porque la grabación que se filtró sólo pudo provenir de uno de los legisladores, ya que la reunión entre representantes de bancada fue a puerta cerrada.

¿El resultado?

Que ya no hay terreno para la construcción de acuerdos.

Que no existe la mínima confianza entre ellos: se está evaporando un concepto clave en el momento de hacer política en el Congreso: el honor.

Por el contrario, algunos diputados están sacando al político ‘pipitilla’ que llevan dentro.

Y la sombra de la tentación para joder y exhibir al otro, a como dé lugar y al costo que sea.

Ése es el aire turbio que se respira en el Congreso.

De miedo.

Mientras, una decisión vital como la elección del nuevo titular de la Auditoría Superior del Estado para los siguientes 7 años, gravita inmersa en este torbellino de miserias.

Se esperaba que saliera humo blanco desde el 15 de noviembre, pero como los legisladores están más ocupados en la grilla y filtrando información para exhibir al otro, se espera que la elección suceda el último día de corte: mañana.

Pues el 29 de este mes debe de rendir protesta el nuevo Auditor.

De los 19 aspirantes, quedó una terna bastante forzada, a raíz de una reunión, con la misma característica, la noche de este lunes.

Como se los adelantamos en este espacio desde el 10 de octubre, los favoritos de la alianza de Morena son Francisco Romero Serrano y Salvador Sánchez Ruanova, mientras que el apoyo de la academia y de la federación recaen en Juan Carlos Díaz Carranza.

Aunque en la práctica, el verdadero dilema ya está entre Romero y Díaz.

El talón de Aquiles de Romero Serrano es que su despacho ya era contratado de por sí como Auditor externo. Y no es sano ser juez y parte.

La debilidad de Díaz Carranza es que es oaxaqueño, aunque también es su fortaleza por la ausencia de intereses en la política poblana.

¿Quién ganará?

¿El más capaz o el que presente más peso político?

Compartir ahora

Entre descalificación y renuncia, ratifican a Villaseñor en la SFP

Entrada anterior

¿Cómo escoger a un buen médico? – Curemus

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario