Los Conjurados

Los Conjurados – El Yunque y la amenaza de Chelo

0

Los conjurados, la columna de Erika Rivero Almazán

Eduardo Rivera y su equipo (al que se incorpora abiertamente la operación política de Jesús Zaldivar desde la presidencia del Pan Municipal), advirtieron una amenaza más a sus planes del 21.

Para nadie es un secreto que Lalo Rivera pondrá toda la carne al asador para regresar a la alcaldía de Puebla en año y medio y su método consiste en allanar el terreno, empezando por tomar los controles del PAN, seguido de aperturar los campos de acción para sumar a otros posibles aliados.

Así que, por supuesto, fue considerada una declaración de guerra la voz pública del morenovallista Marcelo García Almaguer para buscar la alcaldía de Puebla por la vía independiente.

¿Por qué alteró los nervios del Yunque un personaje que en apariencia no representaría una amenaza?

Bueno, para empezar, por que sí lo sería.

Analicemos:

García Almaguer es un personaje que lleva la herencia de Rafael Moreno Valle en las venas: en términos prácticos sí sabe operar. Sobre todo en momentos de crisis y periodos electorales.

Sus estrategias en redes sociales y su conocimiento del ciberespacio lo coloca es un posición de excepción, ante la competencia del equipo del Yunque, que siendo honestos, en estos dos campos no da una: jamás ha ganado una elección por sí mismo.

En contraparte, García Almaguer, en vez de menguar su influencia al renunciar al Pan, ha sabido manejar sus cartas: desde que mandó ‘a la chingada a los partidos políticos’ (tal como lo declaró en NG), se volvió la voz del resto de los legisladores sin partido, y «sus votos» los sabe negociar en la mesa política, de MORENA y hasta con el gobernador Luis Miguel Barbosa.

En caso de que García Almaguer lograra su promesa de ‘ser actor y protagonista’ en el 2021, ¿qué significaría para Eduardo Rivera competir con ‘Chelo’ en la boleta?

Restarle, mínimo, 2 puntos porcentuales en la votación final al Pan.
Lo que en términos reales significaría unos 50 mil votos, provenientes la mayoría de morenovallistas que formaron parte de Acción Nacional y que actualmente son rechazados, olvidados.

Además, representa un rostro joven y con discurso. Su imagen, bien llevada, podría permear en ese sector.

Pero seamos realistas.
‘Chelo’, sin un partido político no tendría oportunidad alguna de ganar.
Ni de acercarse.
Ni tantito.
Obvio.

Pero sí de hacer daño a su ex partido.

Sí de dañar a Eduardo Rivera, en una elección que se vaticina ruda y competitiva, en donde cada punto porcentual cuenta.

De ahí en boga el tema de las alianzas electorales entre partidos.

Marcelo no representa un amenaza para MORENA ni para el PRI (¿por qué hablé del PRI?).

Pero sería una incómoda piedra en el zapato para el Yunque y Lalo en sus planes de recuperar la ciudad.

Cherto.

Compartir ahora

Buscan disminuir violencia de género con talleres en municipios

Entrada anterior

Los Rituales del Caos: Cárdenas en vías de ser arropado por el PAN para ser edil

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario