Los Conjurados

Los Conjurados – Lalo Rivera y Lily Ortiz por la alcaldía. Yunque en confrontación

0
Erika Rivero Almazán
Erika Rivero Almazán
Directora editorial

No, definitivamente no es una suposición: Eduardo Rivera Pérez integró a su fórmula ganadora un engrane de mucha importancia: su esposa, Liliana Ortiz Pérez, considerada por muchos como el rostro más amable de su grupo político.

Efectivamente, Lily es una mujer guapa, inteligente y carismática.

Pero, sobre todo, valiosa.

Eduardo Rivera lo sabe: lo tuvo muy en claro durante las duras negociaciones entre partidos en las elecciones del 2018.

En la víspera electoral, cuando Rafael Moreno Valle no sólo no quería a Eduardo Rivera como candidato a la alcaldía, sino lo quería sepultar… políticamente hablando, por supuesto, y lo hostigaba con sus cuentas públicas, Eduardo se vio obligado a aceptar sentarse con otros partidos.

Barajar alternativas, pues.

El Pan, comandado por Rafael, parecía negado a impulsar sus aspiraciones.

Fue ahí que se sentó con el PRI.

Y ojo: con MORENA también.

Cuando aún Gabriel Biestro se debatía con la posibilidad de Claudia Rivera Vivanco.

En esa reunión, Eduardo Rivera aceptó ser el abanderado del partido vinotinto.

Aunque estuvo a punto de no hacerlo.

Ahí, en esa reunión, larga como la pandemia en donde los sorprendió la noche, Lalo escuchó una propuesta que nunca estuvo en su radar: “oye, ¿y si lanzamos a tu esposa, Lily?”.

El perfil de Lily no había pasado de alto por la competencia.

Fue medida, pensada y repensada: ellos se dieron cuenta de su valor y de su gran potencial electoral.

Pero no hubo forma de convencer a Eduardo: dijo no.

Entonces, después de varias vueltas al atole, se acordó que siempre sí Eduardo Rivera iba a ser el candidato de MORENA a la alcaldía de Puebla.

Pero el acuerdo duró sólo unas horas.

Martha Erika Alonso operó rápido y eficaz, como sólo ella sabía hacerlo: convenció a su esposo de llevar a Lalo en su campaña como candidatos la alcaldía.

Fue ahí en donde Lalo y Rafa, por fin, sacaron la bandera blanca.

El resto de la historia todos la conocemos.

Pero lo que quedó muy en claro era que Lily tenía con qué.

Es por eso que ahora no nos extraña la promoción de la imagen de Ortiz Pérez en las redes sociales: su video que circula día y noche para promover sus talleres empoderando a las mujeres deja ver a una líder de opinión simpática, guapa, equilibrada, saludable, con capacidad de hacer empatía con los problemas, barreras y adversidades del género femenino.

A través de la asociación Vive Mujer, Lily invita a su taller bajo un eslogan: atrévete a escribir una historia diferente”, “conectarás contigo y otras mujeres a través de la reflexión y dinámicas de reflexión”, “recuerda que el poder de crear una nueva historia está en ti”.

Esta invitación está siendo girada a panistas y simpatizantes de la ultraderecha. Incluso, mujeres identificadas con el grupo político de Lalo añaden una invitación personalizada, ya sea en WhatsApp o por correo electrónico: “Amiga (nombre) te invito a este hermoso curso, es el sábado, yo ya lo tomé y me sirvió muchísimo. Liliana Ortiz me encargó mucho que te invitara. Estaría súper bien que pudieras dedicarle una mañana a ti misma. Si estás interesada dime para que te mande las instrucciones y te puedas inscribir”.

El proyecto de la asociación es iniciar estos talleres gratuitos con la participación de panistas, e ir abriendo el círculo paulatinamente para abarcar a la población en general. Una campaña inteligentemente orquestada.

En el video que circula en FB, Lily invita a las mujeres a encontrar y utilizar su poder.

Dato curioso: el fondo que utiliza es el mismo follaje verde que luce Eduardo Rivera en su video al que muchos calificaron como su arranque de campaña.

Y es que, en una reunión privada con su equipo, Eduardo diseñó este plan para promover la imagen de Liliana Ortiz, en caso de que la Comisión Permanente del Pan designe el género femenino para la capital poblana.

Por supuesto que el Yunque fue el primero en saltar, por dos situaciones:

1. Eduardo Rivera no preguntó. Y recordemos el lema básico de la ultraderecha: el que obedece no se equivoca.

2. El acuerdo entre la Organización era, en caso de que fuera candidata a la presidencia municipal de Puebla, se impulsaría a Mónica Rodríguez Della Vecchia, actual diputada local con una fuerte proyección política, y que incluso, recientemente fue apoyada públicamente por la propia dirigente estatal Genoveva Huerta, con todo y de que la presidenta también podrías estar interesada en esa misma candidatura.

De ahí que a muchos sorprendió la declaración de Huerta.

¿Qué representa este cambio de juego en la Organización?

Se lo cuento en la próxima entrega.

Compartir ahora

Niega Barbosa persecución política tras denuncia de ASE a J.J Espinosa

Entrada anterior

Insiste SEGOM que comercio en vía pública no se ha desbordado tras confinamiento

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario