Los Conjurados

Los conjurados – Lo que Marko vino a decir (y no dijo): Todos vs Barbosa

0

Los Conjurados, la columna de Erika Rivero Almazán

Lo que Marko vino a decir (y no dijo): Todos vs Barbosa

La espera fue con ansia. Para los panistas de la aldea, la visita a Puebla de este lunes de Marko Cortés tuvo un objetivo: conocer los ánimos del CEN y otear para dónde corren los aires electorales del 2021.

Todos buscaron sus 5 minutos de fama, hicieron hasta lo imposible para hacerle confesiones indiscretas en el oído de su dirigente.

Y Marko se dejó querer.

Lo que muy pocos saben es que el ejercicio exitoso ocurrió exactamente a la inversa: Marko vino a Puebla a medirle el agua a los camotes.

Literal.

Porque el proyecto electoral para el 2021 ya está confeccionado.

Marko no vino a ver cómo andan los poblanos. Les vino a dictar línea de un traje a la medida, diseñado por él mismo, junto con quienes prometen ser sus aliados: Enrique Alfaro Ramírez, gobernador de Jalisco y la mano que mece la cuna de Movimiento Ciudadano; Miguel Ángel Mancera con el PRD ( o Futuro 21, el cambio de siglas a estas alturas ya es lo de menos) junto con Jesús Ortega (los Chuchos, pues), y, aunque todavía es incipiente, se mantienen pláticas con Alito, y es posible que se una el PRI a esta alianza en algunos casos estatales.

Puebla está implicada.

El proyecto nacional para el 21 es claro: todos juntos vs. Morena.

Es decir, conformar una alianza que sirva de contrapeso para Morena y el gobierno de Andrés Manuel López Obrador en las elecciones intermedias de 2021.

Y la guerra electoral se gana fabricando con estrategia cada trinchera.
Marko vino este lunes a cavar su propia trinchera en Puebla.

Que en términos prácticos significa:

1. Iniciar la batalla contra el gobierno estatal de Luis Miguel Barbosa, y de pasada, los ayuntamientos emanados de la 4T.
El ataque es frontal, con nombres y apellidos.

2. De ahí que Genoveva Huerta sea la punta de lanza del proyecto nacional que confabula Marko Cortés, por eso no hay descanso en la presidenta para señalar cada error del gobierno barbosista y cada medida antipopular: el alza a los impuestos, a las tarifas del transporte, a la debilidad de un gabinete que no termina de conformarse, a los 100 días de un gobierno que no sabe a dónde va, sin obra pública, sin un plan de infraestructura… más lo que se acumule en la semana.

3. Los candidatos de esta alianza serán tutifruti: igual habrá panistas de cepa, que perredistas, que del Movimiento Ciudadano y uno que otro priísta o morenista caído en desgracia. Así que no hay que espantarse si encontramos en la boleta a un José Juan Espinosa, Fernando Morales o a un Enrique Cárdenas.

4. La fórmula en Puebla no es nueva: fue el éxito electoral y político de Rafael Moreno Valle.

5. La apuesta va por impulsar a las mujeres. Hay pocas. Por eso las que hay tendrán un lugar privilegiado (y que, sin duda, se han ganado).

6. La cereza del pastel en estas intermedias sigue siendo el Ayuntamiento de Puebla. En el plan de Marko no hay 11 candidateables, ni mucho menos: hay 2.

7. Y esos 2 son Eduardo Rivera y Enrique Cárdenas. ¿Adivine cuál es el favorito de MC y del PAN? Claro, Cárdenas.

8. ¿Cuál es el mapeo que tienen los panistas sobre Morena Puebla y el barbosismo? Mañana sin darla le termino de contar la historia.

Compartir ahora

#NGNoticiero – Conoce la información trascendente de la semana en Puebla

Entrada anterior

Bienvenidos todos, hasta Cárdenas y Antorcha Campesina : Marko Cortés

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario