Nuestras plumas

Los Conjurados: «Me engañaron», se lamenta Marko Cortés sobre caso Puebla

0

«No tienen palabra… Puebla es una olla de grillos y traidores», dice Marko Cortés, con las mejillas arreboladas de ira.

Erika Rivero Almazán

El presidente nacional del PAN se presume engañado.

Vilipendiado.

Ultrajado.

Dolido.

«No tienen palabra… Puebla es una olla de grillos y traidores», dice con las mejillas arreboladas de ira.

Y su fiel amigo, «el Tigre» Humberto Aguilar Coronado le responde: «te lo dije».

Y es que Marko Cortés vino a Puebla este 17 de enero con una consigna, dictada por Ricardo Anaya: repartirar palmaditas, calmar los ánimos, sanar heridas y darle rumbo al partido.

Todos unidos.

Como aquel 8 de noviembre en el Centro Mexicano Libanés, en donde unió a yunquistas, morenovallistas y galistas. Todos juntos sonriendo para la foto de la unidad.

«Eso va a volver a pasar» confesó el presidente nacional a sus cercanos, «y voy a dar rueda de prensa con todos para que tomen otra foto».

No se oía mal.

Pero eso fue antes del accidente, que ya no es accidente.

Antes que Rafael Moreno Valle, la gran mente maestra, se fuera para siempre.

Sí pasó lo primero (llegaron todos los convocados), pero jamás lo segundo.

Fue un jueves negro para Marko y para el PAN de Puebla, al grado de que el Tigre se salió a media reunión, levantándose de su asiento, intempestivamente, abrochándose el ultimo botón del saco y con una excusa casi insultante en los labios: «perdón pero tengo otras cosas qué hacer» y cerró tras de sí la incipiente idea de convertirse en gobernador interino.

El segundo en retirarse sobre una nube negra fue Eduardo Rivera y compañía: el aspirante a la gubernatura extraordinaria no pudo digerir el hecho de que en la lista también aparecieran, al lado suyo, como sus iguales, Susana Riestra y Jorge Aguilar Chedraui.

«Ridículo» carraspeó Rivera.

(Y en eso sí tuvo razón Lalo… ¿quién en su sano juicio se le ocurriría proponer a Susana o a Jorge para la gubernatura?).

Luis Banck, en ese momento todavía incluído en la puja y a nombre de los morenovallistas expuso su juego: voy por la extraordinaria.

Nadie lo secundó.

Tony Galy Jr. También estaba nominado y él si fue claro: «gracias, pero no es mi momento».

Al ver que no se tejía por unanimidad la propuesta a la gubernatura extraordinaria, Marko Cortés aterrizó una decisión clara sobre la mesa

«apoyemos a Jesús Rodríguez Almeida para la interina»

(Fue ahí cuando el Tigre se fue).

Todos aceptaron bajo el sustento de exigir que se cumpla «la cortesía política» y permaneciera en el poder el Pan, o sea, con Almeida, o sea con el morenovallismo.

Sobre todo porque la carta de ciudadanía poblana de Almeida ya estaba lista… desde Atlixco con amor.

Pero el final feliz de la reunión nunca pasó.

De ahí la atropellada rueda de prensa, citada para la tarde.

No hubo foto de unidad.

Ni sonrisas.

Ni acuerdos.

Pero sí la convicción de mantener a Almeida al frente del estado.

Ya en el CEN, al otro día, el Tigre le advirtió a su amigo: «estás equivocado, te van a traicionar».

El propio Lalo Rivera le llamó: le recordó sus acuerdos previos en donde la decisión de la candidatura del PAN iba a provenir del CEN, no de una supuesta encuesta de ultima hora con 5 perfiles ( ya sabe: Banck, Susana, Jorge, Tony Jr y Lalo)

Y el exalcalde soltó la advertencia: «te van a traicionar, como a mí».

Fin de la conversación.

El resto ya es historia juzgada:

La carta del adiós de Banck, la del regaño y extrañamiento del Cen del PAN para sus diputados de Puebla por votar a favor de Don Guillermo Pacheco, la guerra de twits entre Genoveva Huerta y Marcelo García Almaguer para excluir a éste como jefe de bancada, la exigencia del Yunque para que a Geno le corten la cabeza por maleta y a su vez pedir el respaldo del CEN para Lalo Rivera, quien a su vez ya no confía en Marko, el señalamiento del Yunque sobre el artífice de la traición del PAN: el exgobernador Tony Gali, quien vuelve a la vida política (realmente nunca se fue y está mas vivo que nunca) con bastantes fichas con qué jugar para la elección de julio.

Agua turbia en el Pan.

¿Ganancia de quién?

¿Del Primor?

Mientras, el Yunque se frota las manos.

Ya sabe por qué.

Compartir ahora

Postura de AMLO ante caso Venezuela evidencia apoyo en campaña electoral: Augusta Díaz de Rivera

Entrada anterior

Elecciones en juntas auxiliares se complican por problemas de normativa

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario