Nuestras plumas

Los Conjurados: Pacheco, Almeida, José Doger y Alfonso Esparza, para la interina

0

Considere la lista de las 31 solicitudes para la interina como un juego de sombras, y en el peor de los casos, una mala broma (ya sabe, Luisito Comunica).

Erika Rivero Almazán

Tras el reacomodo de las piezas en Morena estatal y con la negociación del caso Puebla en manos del gobierno federal con los liderazgos de los distintos partidos políticos, principalmente el PRI y el PAN, trascendió que en la mesa de los acuerdos con el primer círculo de AMLO se están analizando 4 nombres para la gubernatura interina.

Nombres reales.

Serios.

Viables.

Considere la lista de las 31 solicitudes como un juego de sombras, y en el peor de los casos, una mala broma (ya sabe, Luisito Comunica).

La realidad es que el primer planteamiento propuesto por el PAN (en específico, de los morenovallistas) es la permanencia de Jesús Rodríguez Almeida, actual encargado de despacho del gobierno estatal. La carta es viable porque daría permanencia y estabilidad a un estado al que le urge destrabar pendientes, sobretodo después de librar una larga batalla poselectoral.

De ahí que los morenovallistas insistan con «la cortesía política» para respetar una posición ganada por el PAN y que sea alguien de ése equipo quien se mantenga al frente del gobierno estatal, al menos 6 meses más en lo que se organiza la elección extraordinaria.

Sin embargo, la coalición Juntos Haremos Historia no está contento con esa propuesta, sobre todo porque sus diputados ya se autoborraron de la lista para el interinato y aceptaron públicamente su apuesta por un perfil «ajeno a los muros del Congreso «.

De ahí que se agreguen nombres como el de don Guillermo Pacheco Pulido, expresidente de Puebla, expresidente del Tribunal Superior de justicia, diputado local, federal y cuyo nombre siempre figuró en la lista de los posibles candidatos a la gubernatura.

Siempre es siempre.

Don Guillermo, con la experiencia, templanza y dominio de la política aldeana y nacional, podría dominar las aguas turbulentas por las que transita el estado.

Algo similar, pero con menor popularidad ocurre con el exrector de la BUAP, José Doger Corte. Aunque su rectoría en la BUAP fue aclamada en los 90’s, cuando ingresó como Auditor General del extinto Órgano de Fiscalización Superior ganó varios adversarios, y más cuando se postuló por el Pri para diputado local, pero perdió ante el panista Jorge Aguilar Chedraui en el 2013. Ese hecho rompió el «encanto» del personaje de pensamiento de izquierda para siempre.

Sin embargo, quien ya había dicho que «no» ante la posibilidad de una candidatura a la gubernatura y pudiera convertirse en un sí, de ultima hora, es el actual rector de la Benemérita, Alfonso Esparza Ortiz.

Su trayectoria impecable en su calidad de académico, dedicado al 100% en su desempeño en la universidad, preocupado por no crear enconos en la vida interna de la institución, así como el mantenimiento de un bajo perfil en la grilla política (algo no visto y sí sufrido por sus antecesores) lo convierte en el personaje idóneo para la interina.

El Congreso local tiene hasta el 25 de enero para tal designación.

Pero la manzana sigue muy verde para caer del árbol.

MÁS ENTREGAS DE LOS CONJURADOS

Compartir ahora

Partidos amenazan con volver a manipular elecciones en Puebla: Cárdenas

Entrada anterior

#EnVivo Primera rueda matutina de AMLO esta semana

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario