Los Conjurados

Los Conjurados – PAN en guerra: No hay acuerdos y Alcántara acudirá a tribunales

3

Los Conjurados, la columna de Érika Rivero Almazán

Este jueves se espera el resultado del dictamen de la Comisión de Honor y Justicia del CEN del PAN sobre la impugnación de la elección del Comité Directivo Municipal de Puebla.

Difícilmente habrá sorpresas: Marko Cortés no hará olas y no irá al fondo.

No indagará sobre las boletas apócrifas, sobre el rompimiento de la cadena de custodia de las urnas ni investigará de quién fue la mano negra.

Seguro ninguno de los dos grupos quedaría bien parado.

Al contrario: el tiempo apremia y urge la unción del nuevo presidente del partido. No hay tiempo para celebrar otra elección interna, y sobre todo cuyos resultados serían insospechados.

En pocas palabras, este jueves Pablo Rodríguez Rdgordosa estaría alzando la mano a su sucesor, Jesús Zaldivar.

Hasta las invitaciones se están repartiendo para festejar esta victoria.

Lo que no contaba en este bloque, en donde yunques y morenovallistas pactaron, es con la respuesta del grupo opositor, comandado por Eduardo Alcántara ( y que representa a la mitad de los panistas aldeanos) es que iba a rechazar su propuesta.

¿Cuál fue?

La primera regiduría en las elecciones del 2021 a la presidencia municipal.

Fuera quien fuera el candidato a la alcaldía. (Las apuestas del yunque y morenovallistas van por Eduardo Rivera, por supuesto).

No sin la advertencia de que si no tomaba el ofrecimiento hoy, mañana no le darían nada.

‘O lo tomas o lo dejas’.

Y, para sorpresa de propios y extraños, que calculaban que Alcantara solicitó la impugnación como medida de presión para negociar, dejó la propuesta sobre la mesa.

Alcántara no aceptó el ofrecimiento.

¿Por qué?

No dio explicaciones.

¿Se le hizo poco?

¿,Ya no vale la palabra empeñada entre panistas?

¿Alcántara guarda un as bajo la manga?

Porque las consecuencias de prolongar la inestabilidad en el Pan, y llevar el caso hasta los Tribunales electorales solo significa una cosa: que la liga se rompió.

Que no hay acuerdos.

Que el Pan no va unido para el 21.

Y ya para estas alturas se sabe que si Acción Nacional no llega unido a los comicios, la probabilidad de no recuperar la capital se multiplica.

Además de otros conflictos políticos sumamente serios que están en puerta: como la advertencia que llevan a cuestas algunos morenovallistas sobre revisión de sus cuentas públicas, con el riesgo de dar al bote.

Mismos que curiosamente ya están preparando su candidatura para el 21, caso concreto de Mario Riestra, el propio Pablo Rodríguez Regordosa, Jorge Aguilar Chedraui, y hasta el mismo Zaldivar.

Ya existen los mal pensados que creen que lo que les urge a estos protagonistas es buscar fuero.

¿Será?

Así las cosas, y si es que Eduardo Alcantara realmente llegará ‘hasta las últimas consecuencias’ para defender lo que él considera ‘su victoria’, y si antes el grupo de Zaldivar no llega a un acuerdo con su contrincante, el caso de la presidencia del Comité Minicipal descansará en los escritorios de los Tribunales para navidad, año nuevo o día de Reyes.

Y los resultados serían de pronóstico reservado.

Compartir ahora

MIB no cambiará de nombre, pero tendrá un subtítulo: Julio Glockner

Entrada anterior

En 2020, presupuesto estatal será de 95 mil millones de pesos, anuncia Barbosa

Siguiente entrada

También te puede interesar

3 Comentarios

Deja un comentario