Los Conjurados

Los Conjurados – Piden PAN, y Marko no les da

0

Los Conjurados, la columna de Erika Rivero Almazán

Piden PAN, y Marko no les da

No hay dinero para las campañas del 2021, advirtió Marko Cortés a panistas.
Así, a rajatabla.

Y habló pestes de media humanidad, entre cambios de humor y de criterios.
La verdad, a juzgar de los panistas, sólo los vino a desalentar.
Empecemos:

1. «Si creen que van a recibir los apoyos que les daba Rafa (Moreno Valle) para sus campañas, pues lamentó decirles que ya no será así… en el CEN no hay lana… el dinero no cae del cielo… volveremos a las campañas austeras, a caminar a ras de piso tocando puertas… y así ganaremos».

Eso les dijo el dirigente nacional del PAN a la militancia poblana ‘a puerta cerrada’.

La sonrisa de oreja a oreja de Marko contrastó con el de su auditorio que lo esperó ansioso en su visita de este lunes a Puebla.

¿Puede imaginar los rostros desencajados de Eduardo Rivera, los yunques y los morenovallistas que ya se veían en la boleta del 2021?

Y es que una cosa fue ganar elecciones en Puebla con los recursos, el ingenio y la operación política de RMV, y otra es competir desarropado de la protección gubernamental federal, estatal y municipal.

Y todavía Marko subraya que no habrá lana ni operación del CEN que los respalde.

Casi, casi, que se rasquen con sus propias uñas.

2. «Enrique Cárdenas es un soberbio, que no supo valorar al partido». Y con esta sentencia Marko dejó claro el excandidato a la alcaldía de Puebla ya cayó de su gracia, cuando era su principal porrista. Algo pasó. Sin embargo, al parecer no lo echó del todo a la cuneta porque dejó entrever que le ofrecerán una diputación ‘o algo así’.

3. Esto paró las antenas de Eduardo Rivera Pérez, el candidato natural a la alcaldía, ya que, sin Cárdenas al acecho, parecería que le dejaran el camino despejado.

Sin embargo, sus cercanos comentan que no es tan seguro que Rivera se arriesgue para el 21, dada las condiciones. «Es más fácil jugar ahora una diputación pluri, ser líder de banda y brincarse la alcaldía, para guardarse para el 2025 a la gubernatura. Lalo no puede darse el lujo de perder otra vez… además se lleva muy bien con el gober Barbosa, son amigos y pueden llegar a un arreglo», comenta uno de los personajes más cercanos a Rivera.

4. Y es que Marko también puso claro las condiciones del tablero para jugar las candidaturas: es posible que las presidencias municipales se compitan en asambleas por votación, pero los integrantes de las planillas serán asignados por el CEN, dejando al candidato a la alcaldía sin el poder de negociación con los grupos internos. De igual forma la dirigencia nacional se guarda la designación directa de diputaciones federales, dejando las locales también por votación de la militancia.

Es decir, que el CEN lleva mano.

5. Marko también le puso un ‘estate quieto’ a Jesús Zaldivar. Le exigió que deje el orgullo a un lado y se ponga a trabajar en la unidad, porque no ha tendido los puentes para negociar con el grupo disidente que preside Eduardo Alcántara. El testigo del jalón de orejas fue Luis Alberto Aguilera, coordinador de la Cuarta Circunscripción, y quien servirá de enlace con el CEN. Marko le dijo a Aguilera «ahí te encargo que estos dos se sienten antes de 15 días», es decir, antes que el Tribunal emita el fallo sobre la impugnación de la dirigencia municipal.

¿Zaldivar le hará caso?

La mayoría opina que no.

Veremos.

6. Y para el caso Zaldivar-Alcantara, el mismo Marko se puso de ejemplo: «yo he tenido que sentarme a negociar con cada personaje, y extenderle la mano a cada individuo, ufff, que mejor no les cuento, con personas de verdad nefastas, pero ni modo, todo sea por la unidad del partido».

¿A quién se refiere? A Calderón, a Fox… ¿a quién?

¿Y de poblanos?

Compartir ahora

(Poema) El espacio del lector: Ellos

Entrada anterior

CCU de la BUAP, última oportunidad para ver el 23o. Tour de Cine Francés

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario