Los Conjurados

Los Conjurados – Pagué precio político por defender a Lydia Cacho: Lucero Saldaña

0

Erika Rivero Almazán

«No me arrepiento de haber apoyado la causa de Lydia Cacho, al contrario, mi paz, mi conciencia tranquila y el saber que fui congruente, que hice lo que era mi obligación al defender los derechos humanos de una mujer, periodista, que se ha dedicado a denunciar la pornografía infantil y la pederastia, activista de los derechos humanos… pues imagínate… no tiene precio… esto no se trata de partidos politicos, ni de corrientes partidistas, no, se trata de cumplír con el deber, para eso soy política… claro que quisiéramos que la justicia fuera más rápida y oportuna, que haya una reparación del daño y que no tuviéramos que esperar 14 o 15 años para que se castigue a los culpables, sin embargo, celebro que se hagan las acciones para conocer la verdad sobre el caso, y a quienes se les liberaron las ordenes de aprehensión correspondientes que tengan el derecho de defenderse. Puebla, México y ahora el mundo merece saber la verdad y que se haga justicia».

Lucero Saldaña, senadora en aquel 2005 y diputada federal actual, accede a la entrevista.

Es telefónica.

Y aún así es perceptible la emoción controlada en su voz.

Acaba de aterrizar en México tras su visita de trabajo en la conferencia de Qatar. Y tiene poco de que se acaba de enterar de los acontecimientos.

«Estuve con ella (Lydia Cacho) esa noche en la Procuraduría, acompañándola, vigilando. Gracias a la intervención oportuna evitamos consecuencias gravísimas como un intento de violación, tal como lo relata la propia periodista en su libro posterior a Los Demonios del Edén. También estuve al pendiente de que no pisara la cárcel. Fuimos vigilantes de que ya no se violaran más sus derechos humanos…».

– Pero tu partido fue el primero en criticarte por esa intervención, en cuestionarte sobre qué intereses te movían para defender a una periodista sobre un gobernador que venía de tu propio partido.

– No fue mi partido, no fue el PRI, sólo fue el grupo que gobernaba Puebla en ese momento. Sí, me criticaron, me señalaron, me llamaron traidora… Lydia Cacho no era mi amiga, pero era mi deber defenderla. Era un asunto de sororidad, de ser solidarias entre nosotras, y de congruencia, porque también defiendo las mismas causas que Lydia, pero yo desde la política: la lucha en contra de la pornografía infantil, la trata de personas, la peredastía…»

-Hay una leyenda urbana: que el marinismo te castigó por eso sacándote del juego de la candidatura a la presidencia municipal de Puebla… a toro pasado, ¿eso es cierto?

– Cierto. Hubo un costo político para mí. El marinismo analizó sus cartas para la candidatura a la presidencia municipal de Puebla, y cuando acordaron enviar a una mujer, mi nombre era el primero de la lista, pero me hicieron a un lado por considerarme no confiable y no haber defendido al entonces gobernador.

Mi postura fue muy clara y nunca me doblegué… hasta Lydia Cacho, cuando me llamó 15 días después para darme las gracias por ayudarla, se extrañó (risas) de que la defendiera siendo gobernador de Puebla un priísta. Pero estoy convencida que en la vida hay pruebas, retos… y hay que responder con responsabilidad y congruencia.

-¿Te arrepientes?, digo, siempre es muy tentador una alcaldía ¿no?

– No, jamás. He sido priista durante 35 años y lo seguiré siendo, orgullosa, de que nunca me he dejado amedrentar, de que nunca he traicionado los valores que sigo y seguiré defendiendo. Mi conciencia está en paz, y eso no tiene precio.

– Hablando de costos políticos, Alberto Jiménez Merino nunca negó su amistad con Marín, incluso, el exgobernador estuvo presente en el arranque de su campaña y fue muy ovacionado. ¿Crees que tendrá un efecto negativo en su carrera por la gubernatura?

– Espero que no. Alberto es un hombre honrado, muy trabajador, con una larga trayectoria, que no tuvo absolutamente nada que ver con el caso Lydia Cacho. No merece que su campaña se manche por esto.

Compartir ahora

Asegura Jiménez Merino que no le afectará la orden de aprehensión de Mario Marín

Entrada anterior

Listo el trailer final de «X Men: Dark Phoenix»

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario