Los Rituales

Los rituales del caos : Con aroma a engaño albiazul

0

Un panista estaba de viaje y mágicamente, al mismo tiempo, hizo el trámite que requería su presencia en Puebla para aspirar a ser consejero del partido. Los militantes se siguen preguntando cómo logró la omnipresencia

Erick Almanza

La historia que se cuenta al interior del albiazul no tiene desperdicio.

Relatan algunos militantes a este reportero, que el aún dirigente municipal del PAN, Pablo Rodríguez Regordosa, decidió tomarse unas vacaciones en Alemania con su esposa, la diputada Mónica Rodríguez Della Vecchia, y llevan más de un mes en el viejo continente. Bien por ellos.

El problema es que ese momento coincidió con el periodo en que debían hacer el trámite para buscar ser aspirantes a consejeros nacionales del albiazul.

La pareja requería los documentos que los acreditan para el citado cargo, pero la convocatoria marca que es un trámite muy personal que debieron realizar presencialmente en el comité municipal, lo cual evidentemente no podían concretar pues se encontraban a kilómetros de distancia.

El misterio es que a pesar de esta circunstancia sí obtuvieron los papeles correspondientes sin que nadie sepa cómo lograron la omnipresencia para estar en dos lugares al mismo tiempo.

Al interior del albiazul se preguntan ¿hicieron trampa? ¿hay dados cargados en el Comité Directivo Municipal? La duda mata.

Lo cierto es que, de aplicarse las reglas trazadas, automáticamente perderían la oportunidad de de ser consejeros pues habrían violado los estatutos del partido y de la convocatoria.

Al tiempo.

Guerra sucia, un disparo en el pie 

Justo en el momento en que el albiazul tiene una oportunidad real de recuperar el poder, dados los resultados de la pasada elección, los intereses están provocando que se privilegie la ambición personal sobre el bien del partido, recurriendo a mañas aprendidas de fuera como es la llamada guerra sucia.

No es fortuito que se quiera sembrar la idea de que Eduardo Alcántara obedece a los intereses del secretario General de Gobierno, Fernando Manzanilla, cuando fue justo con el citado funcionario con quien el panista tuvo una intensa pugna durante campaña, cuando operaba la estrategia de Enrique Cárdenas.

Del otro lado sucede lo mismo. No es un accidente que, de la nada, exista una investigación por malos manejos de recursos en el Conalep, en contra de Jesús Zaldívar, gente cercana a Jorge Aguilar Chedraui.

¿Por qué nadia había dicho nada del presunto vínculo de Manzanilla con Alcántara hasta que éste se reveló? ¿Por qué nadie dijo nada de un desfalco al Conalep hasta que Zaldivar buscó ser ungido?

¿Quién gana con este golpeteo bajo la mesa? Pareciera que la pregunta correcta es ¿quién pierde? Y la respuesta es que todos los panistas, pues lo que actualmente carga como pasivo la marca PAN, es la falta de credibilidad y, por ello, el juego del desprestigio sólo aumenta la desconfianza entre la militancia y el electorado que pueden perder en cualquier momento, ¿acaso no lo saben o es que no les importa? ¿Usted qué cree?

 

Compartir ahora

Los Conjurados – ¿Eduardo Alcántara es el candidato de Fernando Manzanilla?

Entrada anterior

Falsifican cuenta Facebook de Miguel Barbosa para extorsionar

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario

Más en Los Rituales