Los Rituales

Los rituales del caos : El fin de la hegemonía morenovallista en el Estado

0
Hoy acaban las campañas rumbo a la gubernatura y las tendencias marcan una ventaja de Luis Miguel Barbosa sobre Enrique Cárdenas, lo que traza el camino para que termine el ciclo del panismo en el poder estatal, aunque no así del morenovallismo que ha logrado infiltrarse en Morena
FOTO: Especial

Hoy acaban las campañas rumbo a la gubernatura y las tendencias marcan una ventaja de Luis Miguel Barbosa sobre Enrique Cárdenas, lo que traza el camino para que termine el ciclo del panismo en el poder estatal, aunque no así del morenovallismo que ha logrado infiltrarse en Morena

Erick Almanza

Tras ocho años de haber gobernado Puebla, el panismo enfrenta una nueva elección este 2 de junio, la segunda en menos de un año tras la muerte de la gobernadora Martha Erika Alonso Hidalgo y del exmandatario Rafael Moreno Valle Rosas, quienes perecieron el 24 de diciembre, junto a otras tres personas, tras desplomarse el helicóptero en el que viajaban.

El arribo del PAN al poder en Puebla se dio con la llegada de Rafael Moreno Valle al ejecutivo en 2011, personaje originalmente emanado del priismo y cercano al ex gobernador Melquiades Morales Flores.

Con 1.1 millones de votos, Moreno Valle venció a Javier López Zavala (actualmente simpatizante de Morena), terminando con ello el período de 70 años que el PRI estuvo en el poder.

Posteriormente el proyecto morenovallista en el PAN continuó en 2016 con la mini gubernatura de 20 meses que encabezó Antonio Gali Fayad y posteriormente se perfilaba la continuidad con Martha Erika Alonso Hidalgo quien fue reconocida como gobernadora tras una controvertida elección en 2018, pues existió violencia durante la jornada de votaciones y los comicios terminaron judicializándose con la acusación de Morena de que existió un fraude electoral. Sin embargo, en el mes de diciembre el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación validó el triunfo de la esposa del exmandatario.

Aunque al poder llegó el morenovallismo con la bandera de Acción Nacional, los panistas de cepa nunca tuvieron acceso al mismo. Para esta elección el albiazul (como instituto) pierde la oportunidad de mantenerse en el ejecutivo, irónicamente el morenovallismo sí sobrevive pues ha infiltrado al Movimiento de Regeneración Nacional.

El paso del morenovallismo por el poder, resultó controvertido pues por un lado se tuvo una fuerte inversión en obras de gran envergadura, que a la vez consolidaron inversiones importantes para la entidad como la llegada de la planta Audi. En contraste, hubo un crecimiento de problemas como el robo de hidrocarburos y los feminicidios, así como un repunte de los pasivos por pagar en futuros años, aunque nunca se reconoció como deuda pública por el esquema financiero en el que se basó.

Según declaraciones del actual secretario de Finanzas, Jorge Estefan Chidiac, la deuda sobrepasa los 30 mil millones de pesos, pues aunque los gobiernos panista afirmaron que los pasivos heredados fueron por 5 mil millones de pesos, hay 25 mil millones de pesos, a pagar a través de PPS (Proyectos de Prestación de Servicios).

La justificación panista para aplicar los PPS fue que ello permitió atraer a Puebla inversiones por 5,147.4 millones de dólares. Asimismo, con este esquema se construyeron grandes proyectos como el Museo Internacional Barroco, el centro de espectáculos Acrópolis, el teleférico, la Rueda de Observación, el Centro Integral de Servicios, así como la construcción de desarrollos viales con concreto hidráulico. La mayor parte de estas obras enfocadas al turismo y a la llegada de capital foráneo.

En contraste, los gobiernos del albiazul que encabezó la citada corriente morenovallista, dejó problemas de inseguridad qur han sido señalados a nivel nacional.

Tan sólo en el primer bimestre del año la incidencia delictiva en Puebla fue de 10,945 denunciados, de los cuales 229 fueron homicidios, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Asimismo la presencia del huachicol, a la par de la llegada del crimen organizado, fue creciendo y Puebla está entre los tres principales Estados en donde este ilícito es más recurrente según Pemex.

En materia de pobreza, actualmente es de 59.4 por ciento de la población. En situación de pobreza extrema se encuentra el 9 por ciento, es decir, más de medio millón de personas.
Según los datos de la agrupación «México, ¿cómo vamos?», Puebla tenía una meta de crecimiento de 4.5 por ciento en 2018 y sólo alcanzó un nivel de 2.6 por ciento.

Asimismo planteó generar 60,500 empleos formales y sólo alcanzó una tercera parte, al registrar 22,277. La productividad, referente a la generación de más pesos por hora trabajada, bajó a 105 pesos.

La informalidad creció a 69 por ciento de la población y la pobreza laboral (población que no puede adquirir su canasta alimentaria con su ingreso laboral) es de 46 por ciento.

MÁS ENTREGAS DE LOS RITUALES DEL CAOS:

Los rituales del caos : Morenovallismo prefirió desperdiciar 9mdp que apoyar a Cárdenas

Los rituales del caos: el millonario debate que decepcionó

 

Compartir ahora

Falla eléctrica habría causado incendio en Angelópolis

Entrada anterior

Barbosa ganaría 2 a 1, según la última encuesta del BEAP

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario

Más en Los Rituales