Los RitualesNuestras plumasultima

Los rituales del caos : El gobierno municipal pierde actas de plebiscitos

0

Los yerros del gobierno municipal continúan. Durante el fin de semana la administración de Claudia Rivera recibió golpes contundentes que exhibieron la falta de oficio de muchos integrantes del gabinete para administrar la cuarta ciudad más importante del país, y el ciclo de errores no termina. En la junta auxiliar Ignacio Romero Vargas la comuna no sólo perdió el control del proceso, al reventarse la elección con la quema de boletas, el gobierno (de forma injustificada) perdió las actas que daban cuenta de la votación antes de que llegara la violencia. ¿Son errores o acciones dolosas dentro del propio gobierno?

Erick Almanza

Dos han sido las áreas de gobierno que más dolores de cabeza han provocado a la presidenta municipal, Claudia Rivera Vivanco: la Secretaría de Seguridad y la de Gobernación. Lourdes Rosales, al frente de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, simplemente no ha logrado depurar los cuerpos policiacos ni frenar la ola de delincuencia en la ciudad.

Las cifras no mienten, los datos del secretariado ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública son contundentes en esta materia y NG Noticias ha dado oportuna cuenta de ello.

El otro flanco débil está en Gobernación, con René Sánchez Galindo al frente. No sólo no se ha logrado contener el problema del ambulantaje en el primer cuadro de la ciudad, sino que su segundo gran reto, el de la renovación de las presidencias auxiliares resultó un rotundo fracaso.

Desde el mes de enero, en que originalmente se realizaron los plebiscitos, sucedió un hecho histórico (para mal) pues se tendría que reponer el proceso en ocho de las 17 Juntas Auxiliares de la capital por no tener las condiciones para que el ejercicio vecinal llegara a buen término.

En el pasado reciente, durante el fin de semana, la administración de Claudia Rivera recibió golpes contundentes en el mismo sentido pues el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación decidió que fuera el Instituto Electoral del Estado quien llevara a cabo la elección en la junta auxiliar de Ignacio Zaragoza.

Claudia Rivera trató de capitalizar a su favor tal resolución, al señalar que ella ha pugnando porque sean los órganos electorales los que lleven este proceso. Lo que olvidó decir la edil, es que la resolución se tomó porque la administración a su cargo “no cumple con las garantías de autonomía, objetividad, imparcialidad, certeza e independencia que deben regir en un proceso electivo”, según el dictamen.

La decisión se toma después de que un candidato, Raúl Toxtle, recibió un disparo en una pierna, acusando a sus oponentes de ser los autores de la agresión.

Pero para complicar más el escenario, resulta que el agraviado que busca la presidencia auxiliar es operador del actual secretario de Gobernación en el Estado, Fernando Manzanilla, en un proceso que debía ser ajeno a intereses político – partidistas.


A la par, el 23 de febrero el Tribunal Electoral del Estado de Puebla, decidió validar los resultados de la elección que se realizó en enero en Santa María Xonacatepec y los del plebiscito que, sin aval del Ayuntamiento, realizaron pobladores de La Resurrección, bajo la justificación de ser una comunidad indígena que se rige por usos y costumbres y de la cual NG Noticias fue el único medio en darle cuenta.

En resumen, le corrigieron la plana al gobierno municipal, y aunque en estos últimos dos casos la decisión previa de no reconocer los resultados no fue exclusiva de la Secretaría de Gobernación, sino de la Comisión Plebiscitaria, René Sánchez Galindo es miembro de la misma, amén de que en ambas situaciones la dependencia a su cargo debió contener y resolver las problemáticas desde el primer mes del año. 

Pero ahí no termina la historia.

El día de la reposición de las elecciones en juntas auxiliares sólo se debía atender el proceso en cinco de estas demarcaciones de apoyo y una se les salió de las manos… otra vez.

Pobladores quemaron  las boletas al concluir la jornada, sin embargo, previamente ya se habían hecho conteos plasmados en las actas de escrutinio correspondientes, y el gobierno municipal…!las perdió¡

Ante ello, y ante la impugnación de los resultados por parte de una de las planillas, el gobierno municipal les pidió que sean ellos los que lleven las copias de sus actas para cotejar números. 


Para rematar, uno de los candidatos, por el que presuntamente se buscó echar abajo la elección, es operador del diputado federal de la alianza Juntos Haremos Historia, Guillermo Aréchiga.


Los yerros continúan y la pregunta obvia es ¿cuánto más requiere la alcaldesa para poner orden?

El tiempo pasa y su gabinete cada día cava un agujero más profundo al que irremediablemente están llevando a la propia edil.

Compartir ahora

PRI podría tener candidaturas comunes con partidos locales

Entrada anterior

AMLO pinta su raya sobre embestida de Maduro contra el periodista Jorge Ramos

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario

Más en Los Rituales