Los RitualesultimaÚltimas noticias

Los rituales del caos : el magisterio que operó y el que le falló a Barbosa

0

En el recuento de los daños, la gente de Luis Miguel Barbosa tiene claro que la gente que le falló el 2 de junio estuvo en Morena, pero también en varios exmorenovallistas que prometieron el sol, la luna y las estrellas. La forma de votar dio la radiografía de quién cumplió y quién sólo vendió espejitos. 

Erick Almanza

Tras hacerse oficiales los resultados de los comicios, el Partido del Trabajo (PT) y el Partido Verde Ecologista (PVEM) presumieron que, pese a la baja votación que se tuvo en la reciente elección, ellos tuvieron un incremento en el número de sufragios a su favor.

Los datos oficiales les darían la razón, sin embargo, lo que no dicen ambos partidos es que el aumento de su votación no obedeció a su trabajo sino a una estrategia del grupo del virtual gobernador electo, Luis Miguel Barbosa, para determinar que aquellos grupos externos que ofrecieron su apoyo realmente cumplieron con los sufragios prometidos.

La orden era simple, dependiendo del distrito que les fue encomendado, su gente debía votar por alguno de los partidos referidos, pues si sufragaban por Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) el voto se habría mezclado con el que ya de por sí traía la ola lopezobradorista, es decir, no habría forma de saber si los «encantadores de Hamlet» realmente cumplieron.

La apuesta resultó contraproducente por un lado, al exhibir que la fuerza de Morena y de Barbosa, por sí solos, no era lo aplastante que se quiso proyectar. Pero en donde sí resultó la estrategia fue en la medición de los apoyos de fuera.

De ahí se pudo determinar que la operadora del exgobernador Antonio Gali Fayad, y de Nueva Alianza, Silvia Argüello, cumplió con lo prometido al igual que los militantes del partido magisterial que operaron por el virtual mandatario electo, pese a que en la elección de 2018 dieron todo su respaldo a la ex gobernadora Martha Erika Alonso. La instrucción era concreta : votar por el Partido Verde, y así lo hicieron en la Sierra Norte y Mixteca, donde también se apoyó con estructura para tener representantes de casillas, a diferencia de hace un año que Morena no pudo lograr presencia en todas ellas.

En el caso del magisterio ligado con el grupo de Elba Esther Gordillo y con el exgobernador Rafael Moreno Valle, el voto debía ser para Morena en los distritos que operaron, el 6, 9, 10 y 13, justo los que se perdieron, dejando en una mala posición a Guillermo Aréchiga (de quien se esfumó el sueño de ser Secretario de Educación Pública), a Cirilo Salas y hasta a Mario Rincón, quien, pese a no ser del magisterio, impulsa el regreso al poder de la «maestra» Elba Esther Gordillo.

Ahora ¿quién podrá defenderlos?

Nota bene: la elección dejó muchos damnificados, se habla de que uno de ellos sería el secretario de Gobernación, Fernando Manzanilla, quien por ello no habría operado el día de la elección, dejando a Barbosa con un triunfo pírrico, con el respaldo de sólo el 15 por ciento del padrón electoral. ¿Será?

Compartir ahora

No voy a ser un gobernante de escritorio: Miguel Barbosa

Entrada anterior

Comuna de Puebla destina 35 mdp a presupuesto participativo

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario

Más en Los Rituales