Los Rituales

Los rituales del caos: Sin dinero para el combate a la inseguridad

0

Claudia Rivera Vivanco y Luis Miguel Barbosa Huerta se reunieron para tener un aparente pacto en materia de seguridad, que en realidad consiste en que el gobierno estatal asuma el control del tema en sus manos. Lo que no se dice es que, sin importar quién toma las riendas, el principal problema es que el dinero para operar será limitado

Erick Almanza

El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, y la presidenta municipal, Claudia Rivera, sostuvieron un primer encuentro para «coordinar» esfuerzos en diferentes temas, principalmente en el combate al crimen. No era para menos ante los datos duros en los que el INEGI reportó que el municipio es el que tiene la más alta percepción de inseguridad a nivel nacional, con un 92.7 por ciento de los encuestados que dijeron sentirse vulnerables ante el crimen.

Al interior de la administración estatal fuentes afirman a este reportero que en realidad se confirmó lo informado hace meses en este espacio, en torno a que el gobierno asumiría el control en el combate a la delincuencia dados los malos resultados en esta materia en Puebla capital.

Esto se hizo más evidente con el posicionamiento del jefe del ejecutivo en torno a que habría cambios en algunos mandos pues se detectó corrupción. Sin embargo, en el municipio se resisten a que el mandatario tome las decisiones, siendo un ejemplo de ello la postura de la secretaria en la administración municipal, Liza Aceves, quien en entrevista en el programa Los Conjurados, advirtió que la secretaria de seguridad no se va.

Ese es el primer problema, que más allá del discurso hay resistencia al pacto. El segundo es asumir que el simple hecho de que la autoridad estatal se haga cargo significará una mejora de facto cuando en los primeros resultados de la operación del nuevo gobierno de la entidad el saldo es negativo y según el informe del Instituto para la Gestión, Administración y Vinculación Municipal (Igavim), el 2019 fue el año más violento en Puebla debido a que se registró el mayor número de robos con violencia y a negocio, violación, homicidio, secuestro y feminicidio de las últimas dos décadas.

Pero el tercer factor que impactará en los resultados que se den es que los fondos federales para el combate a la inseguridad cayeron drásticamente.

El FORTASEG es un subsidio federal que se otorga a los municipios y demarcaciones territoriales de la Ciudad de México y, en su caso, a las entidades federativas, cuando éstas ejercen la función de seguridad pública de manera directa o coordinada la función. Dicho recurso tuvo una merma a nivel nacional de 87.4 mil millones de pesos con respecto al 2019, según las asignaciones aprobadas para este año.

Peor aún, es menos recurso pero además se reparte entre más municipios, pasando de 252 a 286.

En el caso de la ciudad de Puebla el efecto es el mismo. En el año 2018 se asignaron 75 millones de pesos, para 2019 la cifra bajó a 48.6 millones y para este 2020 es de 44 millones de pesos.

Y con todo esto ¿usted se siente más seguro(a)?

Compartir ahora

#SentenciaPrevia – ¿Qué pasa con la prostitución en Puebla?

Entrada anterior

Más mañaneras noooooooo – Humerto Aguilar Coronado

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario

Más en Los Rituales