Los Rituales

Los Rituales del caos: y a los profesores ¿quién les ayuda?

El confinamiento ha sido un reto para los docentes pero más allá, ha evidenciado los abusos de que son víctimas y que en nada se atienden con las reformas a la Ley de Educación

Erick Almanza

Mientras el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, subió la discusión del tema educativo al plano político y de la pugna por el poder, el sector que simplemente ha quedado desplazado y no encuentra eco a sus demandas, irónicamente es el magisterial.

Las controvertidas modificaciones a la ley de educación en nada favorecen a los docentes y, por el contrario, las dificultades que enfrentan siguen creciendo.

El confinamiento por la emergencia sanitaria que desató el coronavirus las ha hecho más evidentes. El personal (principalmente el de mayor antigüedad) simplemente no estaba preparado para enfrentar la educación a distancia a través de medios digitales y ahora, bajo presión, han tenido que adaptarse poco a poco ante lo urgente y sui géneris de la circunstancia.

Pero lejos de recibir apoyo de las autoridades han sido blanco fácil para supervisores de la Secretaría de Educación y directores que, con el pretexto del home office, no respetan horarios de los docentes y los obligan a trabajar más y a cualquier hora.

Son muchos los reclamos de profesores y profesoras en torno a que los directores exigen la información de manera hostil y déspota a horas que exceden el horario laboral.

Hay quejas de que les están pidiendo a las siete u ocho de la noche que se conecten para reuniones, cuando ya el maestro desde temprano estuvo atendiendo alumnos. Al final tienen que ceder so pena de recibir sanciones si no lo hacen.

En resumen, la queja de los maestros es que las jornadas laborales ya se están extendiendo de manera excesiva e incluso en sábado o domingo les piden información, incrementando la carga administrativa.

¿Y la SEP?

Defendiendo al gobernador

¿Y el gobernador?

Lanzando decretos al estilo de La Ley de Herodes y peleando con quien se deje.

Así la realidad de Puebla.

Compartir ahora

Reportan 43 casos de dengue en Puebla

Entrada anterior

La triste realidad del Congreso – Oswaldo Jiménez

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario

Más en Los Rituales