Nuestras plumas

Mensajes Sicilianos – Acusan pase de charola entre burócratas del gobierno de la ciudad

0

Jesús Peña// Jaime López//Mayra Flores

Se dice que a los trabajadores de diferentes órganos y dependencias municipales, entre las que se encontraría el Instituto Municipal de Arte y Cultura de Puebla (IMACP), les descontaron lo correspondiente al 10 por ciento de dos meses de su sueldo, sin darles un recibo o comprobante de ese descuento, ni informarles en qué se iba a emplear.

En ese sentido, algunos de los afectados supondrían que ese dinero se utilizaría para las ayudas económicas COVID que ha estado entregando la Comuna capitalina, pero reiteraron que no saben con exactitud si efectivamente así sea.

Además, destacaron que se les ha obligado a dar ese porcentaje, aunque al principio de esa peculiar recolección se les remarcó que era una aportación totalmente voluntaria (guiño, guiño).

¿Estará enterado de ello la alcaldesa Claudia Rivera? ¿Quiénes serán los funcionarios municipales tan generosos que están haciendo caravana con sombrero ajeno? ¿Por qué no les han entregado comprobantes de sus donaciones? ¿Realmente todo ha llegado a la población que lo requiere?

Las anteriores interrogantes adquieren más importancia en virtud de las recientes redistribuciones presupuestales aprobadas, las cuales tuvieron como argumento principal, por parte del equipo más cercano de la edil vinotinto, el ser enfocadas a aminorar las afectaciones provocadas por la pandemia del nuevo coronavirus.

Piden salida de los mandos elegidos por el estado para Texmelucan

 

Mayra Flores

San Martín Texmelucan es uno de los siete municipios del estado en donde el gobierno estatal ha intervenido en materia de seguridad, no tomando plenamente el mando pero si designando a los responsables de dirigir la estrategia contra la delincuencia.

Al igual que en San Martín, los municipios de Amozoc, Huejotzingo, Huauchinango, Ajalpan, Tlacotepec de Benito Juárez y Nopalucan tienen a comisarios o directores de seguridad propuestos por el gobierno estatal, confirmó la propia Secretaría de Seguridad Pública del Estado.

El gobierno tomó la decisión de intervenir en distintos contextos y momentos, sin embargo, los hechos de inseguridad y las quejas de los ciudadanos contra las corporaciones fueron los principales motivos.

En el caso particular de San Martín, en febrero pasado la Fiscalía General del Estado (FGE) ejecutó una orden de aprehensión por el delito de secuestro en contra de Luis Francisco Bustamante Flores, quien en ese momento fungía como director de seguridad municipal.

Lo anterior dio la pauta para que el gobierno decidiera enviar a los responsables de la seguridad a los municipios, incluso en la capital, aunque sin éxito.

Sin embargo, en San Martín el cambio de mandos no ayudó a controlar la crisis de inseguridad, por el contrario, aumentó las quejas ciudadanas contra la corporación.

Existen al menos tres denuncias públicas de extorsiones y abusos cometidos por los elementos de policía y tránsito, la última de ellas ocurrió apenas la semana pasada y provocó una manifestación en la que los ciudadanos exigieron la destitución de los mandos.

Los representantes de los principales organismos en ese municipio y los presidentes auxiliares se pronunciaron en el mismo sentido.

Ayer, el diputado Carlos Alberto Morales Álvarez, presidente de la Comisión de Seguridad en el Congreso Local, presentó un punto de acuerdo para pedir al gobierno estatal y a la presidenta municipal de Texmelucan, Norma Layón, la destitución del Comisario de Seguridad.

La principal solicitud de los ciudadanos es que el próximo titular de la Comisaría sea oriundo del propio municipio y se designe tomando en cuenta la opinión de los subalternos y representantes de la sociedad civil.

El pasado fin de semana y tras el ultimo escándalo en contra de la corporación, Adiel Nucamendi Cruz presentó su renuncia como director de seguridad, pero los ciudadanos no se conforman con el cambio de un mando medio y exigen una renovación total.

¿El gobierno estatal rectificará sus decisiones?.

No es lo mismo ser borracho que cantinero

Andrés Manuel López Obrador rindió su Segundo Informe de Gobierno. Lo hace en medio de tantas crisis, entre las que no puede controlar y las que provocó.

Al final, como cualquier político y recurriendo al estilo de siempre, dirige un mensaje en el que la realidad es la que el señor presidente dice.

No se esperaba menos y tampoco daba para más. Obviamente no iba a hablar de su hermano Pío y las “donaciones” en efectivo que recibió para Morena, tampoco de Barttlet y su riqueza o del hijo del exgobernador de Puebla que vende ventiladores al IMSS a casi el doble de su precio.

Tampoco del millón de empleos perdidos por la pandemia, ni la caída del PIB que se prevé a menos 12 por ciento, ni de la protesta de padres de niños con cáncer que se han quedado sin tratamiento, ni de la crisis al interior de su propio partido.

Mucho menos se referiría al caso de Ovidio Guzmán y el lamentable sometimiento de las fuerzas armadas ante el poderío de los criminales, tan lamentable como la contradicción de decir que no sabía del operativo, luego que sólo le habían avisado qué pasaba y al final aceptar que fue él quien autorizó la liberación del delincuente.

El mensaje en general es que estamos bien, saliendo de la crisis, con un gobierno que trabaja para todos, que está dando resultados y que sólo es cuestión de tenerle fe y paciencia.

Es el presidente. Allá él si quiere esa estrategia, que mucho recuerda al arcaico PRI, a esas prácticas que durante muchos años criticó y con las mismas condiciones del pasado: investido con un Poder Ejecutivo con el que se siente omnipotente, con el respaldo de una mayoría absoluta en el Poder Legislativo, con un Poder Judicial dócil -incluso algunos ministros los designó él-.

AMLO parece decidido a darle la razón a la sabiduría popular, a las lecciones que el pueblo bueno tiene en forma de dichos, como el que cita: “No es lo mismo ser borracho que cantinero”.

Arranca

Marcelo García Almaguer, diputado sin partido, comenzó la promoción de su segundo informe de actividades, en los que destaca su personalidad, honradez, valores, familia y la labor que ha llevado a cabo durante la crisis sanitaria visitando colonias, mercados y hospitales.

El tono ya parece el de un candidato, el de uno que presume con la gente no obedecer a intereses de grupos. Así lo declaró el año pasado a NG Noticias: “Yo mandé a la chingada a los partidos políticos”.

Dos preguntas que el legislador responderá con el tiempo y con su política: ¿reunirá las firmas suficientes para presentarse en 2021 por la alcaldía de Puebla sin ningún partido? o ¿encontrará un logo que lo respalde bajo la condición de seguir sin partido y con una estructura ciudadana?

Compartir ahora

Ayuntamiento de Puebla verifica funcionalidad de la red gratuita municipal de 500 puntos de internet wifi

Entrada anterior

Repuntará ola de violencia en el país: Jesús Lemus

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario