Nuestras plumas

Mensajes Sicilianos – Cultura gandalla: IMACP no paga finiquitos y burócratas estatales ganarían apoyo

0
Jaime López
Jaime López
Reportero Ng Noticias

En estas tierras del camote y el talavera, la actualidad del ámbito cultural no está para presumirse, pues se han suscitado acontecimientos que dejan mal parada a las instituciones y titulares encargadas de dicha materia, tanto a nivel municipal como estatal.

Para empezar, a este reportero llegó información de que el Instituto Municipal de Arte y Cultura de Puebla (IMACP) sigue sin darle su correspondiente finiquito a la mayoría de las personas que presentaron su renuncia cuando Gerardo Oviedo Aguilar llegó a encabezar ese ente descentralizado.

En ese sentido, gran parte de ese grupo de trabajadores ya ha acumulado cuatro meses sin recibir el recurso mencionado, sin que se le dé una explicación contundente al respecto, ni se les informe aproximadamente en qué fecha se les entregará. 

En cuanto al ámbito estatal, siguen sin recibir pago alguno los artistas locales que resultaron ganadores en la convocatoria denominada Cultura en Casa, a pesar de que muy recientemente se les había dicho que, por fin, se les iba a entregar la remuneración en cuestión.

Trasciende que ese nuevo retraso se debe a que se descubrió que algunos de esos ganadores son trabajadores de la Secretaría de Cultura del gobierno estatal, lo cual estaría prohibido.

Sumado a lo anterior, en la página web de la dependencia aludida ha desaparecido o dejado de funcionar el enlace correspondiente a la lista de los 112 creativos designados como beneficiarios.

¿Casualidad?

La policía que se mandó sola

Victoria Ventura
Victoria Ventura
Reportera Ng Noticias

Caía la noche en Cancún, en las calles de Benito Juárez para ser exactos, se escuchaba en una perfecta sincronía de voces el cántico “¡Justicia, justicia!”, la tierra temblaba, pues retumbaban los pasos de miles de mujeres y hombres que se manifestaban en contra de los recientes feminicidios registrados en menos de 48 horas, pues aquel paraíso, se habría convertido en tierra de los feminicidios.

La noche seguía cayendo, el dolor, la angustia y hartazgo por todas aquellas hermanas que les han arrebatado la vida se transformaba en fuego, pintas e incomodidad por parte de las autoridades.

Tan miserable se volvieron los cuerpos de “seguridad” así como quienes están al frente de Benito Juárez, que detonaron armas de fuego dentro del Palacio Municipal, para reprimir a las manifestantes, hiriendo a activistas y periodistas.

Y es que resulta que ni la alcaldesa, ni el gobernador dieron la orden de atacar con armas largas a las manifestantes, no pues, en México la policía se manda sola.

Todos los políticos corrieron a la cuenta del pajarito para deslindarse de los sucesos y echarse la bolita entre todos.

¡Cobardes! Ninguno se atrevió a dar la cara.

En un México donde asesinan a 10 mujeres al día, ni el gobierno federal, ni el gobierno de Quintara Roo, ni nadie, puede permitir la represión del gobierno municipal encabezado por Mara Lezama.

Es más que evidente que se violaron todos los protocolos posibles e imaginables para el uso racional y proporcional de la fuerza. Como mínimo, el hecho exige una investigación a fondo.

Está claro que la Ley Nacional sobre el uso de la Fuerza -que tenía como finalidad evitar hechos como los sucedidos- ¡no funciona!

La pasividad frente a la matanza de mujeres a nivel nacional ya no puede ser alternativa.

¡La policía no me protege, la policía me mata!

La necedad, por mayoría

Jesús Peña
Jesús Peña
Reportero NG Noticias

“La aplanadora”, así se le conoce a la mayoría en un Congreso o Cabildo, es decir cuando un partido tiene los votos necesarios para imponer sus ideas.

En México el PRI tenía hegemonía, cuando la perdió en el Congreso de la Unión durante la presidencia de Ernesto Zedillo entramos a una nueva forma de hacer política, de negociar y pactar, así de simple, algo más democrático.

Volvimos a una mayoría con Morena y sus aliados, donde se impone una visión y varias veces se impone sobre la razón.

Ayer, en Puebla, se dio un ejemplo más. La Comisión de Procuración y Administración de Justicia avaló un dictamen, que subirá al Pleno, para castigar de dos a siete años de cárcel a quien conozca de un ilícito de índole sexual contra menores de edad y no denuncie el hecho.

El problema, como lo explicó el diputado Carlos Morales, es que hay delitos como el ciberacoso y el acoso u hostigamiento sexual que se castigan con penas máximas de tres y de dos años. Es decir, se castigará con más cárcel a quien no denuncie que al que comete el crimen.

El legislador de MC pidió que se regresara a análisis el texto, pero la mayoría de Morena (Gabriel Biestro y Lucía Romero), PT (Carmen Cabrera) y PES (Mónica Lara) desecharon la propuesta y avalaron el texto tal cual fue presentado.

No es la primera vez que en comisiones se da estos mayoriteos, al igual en el Pleno. El problema no es que haya un bloque de mayoría, al final de cuenta fue el voto popular los que los llevó allí y será el mismo pueblo quien el próximo año decida.

El problema –y uno muy grave– es cuando la necedad se impone a la razón por el simple peso de la mayoría.

El mensaje siciliano es pregunta para los desmemoriados:

¿Qué no fue eso, precisamente, lo que hizo que el PRI pasara de ser el partidazo a estar partido?

Compartir ahora

BUAP en cuarto lugar del QS Latin America University Rankings 2021

Entrada anterior

A partir de mañana cines podrán reiniciar actividades en Puebla

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario