Nuestras plumas

Mensajes Sicilianos – ¿Exposición de Da Vinci marca el regreso de la visión cultural morenovallista?

0
Jaime López
Jaime López
Reportero Ng Noticias

En recientes horas, ha corrido como pólvora que llegará a Puebla, específicamente al Museo Internacional Barroco (MIB), la exhibición denominada “Leonardo Da Vinci- 500 años de genialidad”, lo cual, si se confirma, significaría que el actual secretario estatal de Cultura, Sergio de la Luz Vergara Berdejo, habría adoptado la visión elitista del régimen morenovallista, consistente en traer exhibiciones caras y eurocentristas.

Dicha dinámica fue interrumpida durante la gestión del antropólogo Julio Glockner Rossainz, quien decidió ‘popularizar‘ el recinto en cuestión, permitiendo colecciones relativas a tradiciones artísticas o espectáculos asociados con la clase media y la baja, por ejemplo, la Lucha Libre. Además de que redujo a la mitad el costo de la entrada. 

Hay que recordar que, durante el periodo 2016-2019, el cual corresponde principalmente a administraciones panistas, se utilizaron más de 68 millones de pesos para traer exposiciones supuestamente de renombre, con temáticas de otros continentes, mismas que no recuperaron lo invertido, según información publicada en El Sol de Puebla.

Similar destino se augura para la muestra de Da Vinci, pues el costo de entrada será de 250 pesos, el cual no podría ser cubierto por la mayoría de los poblanos, menos en esta época de crisis económica causada por la pandemia del nuevo coronavirus.

Si en anteriores tiempos, el precio establecido para observar exposiciones en el MIB no resultó nada atractivo o accesible, menos ahora. 

Sumado a lo anterior, hay estudiosos de los museos que aseguran que importar ese tipo de muestras, relacionadas con lo que se conoce como alta cultura, solo responde al deseo de ciertos individuos de considerarse y ser vistos como personas refinadas.

A un año del paciente 1 con coronavirus, mexicanos siguen sin creer

Victoria Ventura
Victoria Ventura
Reportera Ng Noticias

El pasado 17 de noviembre se cumplió un año del registro del contagio del paciente uno con coronavirus en el mundo, de acuerdo con información de South China Morning Post, se trató de un hombre de 55 años de edad, residente en Hubei.

Fue hasta el 31 de diciembre que China notificó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la presencia del nuevo coronavirus infeccioso; en México, el primer caso detectado se anunció el 28 de febrero, en un hombre de 35 años que viajó a Italia.

En el mes de marzo, comenzaron a circular en las redes sociales una serie de videos en los que un buen grupo de ciudadanos desestimaron la existencia del coronavirus.

Algunos mexicanos pensaron que la pandemia del covid-19 era otra teoría conspiratoria inventada por el capitalismo para infundir el miedo en todo el mundo con un objetivo económico para controlar al pueblo, por lo que para ellos el coronavirus no existe.

El 31 de marzo, una de las publicaciones virales en las redes sociales mostró a un hombre narrando desde la Central de Abasto de la Ciudad de México que los comerciantes de este recinto no habrían respetado el confinamiento, pues el virus no existe.

A un año del paciente uno detectado con coronavirus y después de millones de muertes a nivel mundial provocados por esta enfermedad ¿Qué ha cambiado en los mexicanos? En realidad, nada, quizá las teorías conspiratorias se han reformulado, y ahora, para muchos mexicanos el virus es esparcido y roseado desde helicópteros en las tierras mexicanas, claro, por órdenes del gobierno.

Pero algo que no ha cambiado, es la terquedad de los mexicanos en evitar el aislamiento, las redes sociales siguen inundadas de videos con fiestas clandestinas, sin respetar sana distancia, los gimnasios siguieren operando de manera clandestina -ahora sin respetar el aforo del 30 por ciento-, las playas nunca estuvieron vacías.

En el buen fin, en Puebla, las plazas se abarrotaron, personas iban hombro a hombro recorriendo las tiendas departamentales, el centro de la entidad poblana también presentó aglomeraciones, y es que pese a la crisis económica que se vive en el país, los mexicanos prefieren pagos chiquitos y grandes pantallas. 

A un año del paciente uno con coronavirus, los mexicanos siguen sin creer en el coronavirus, pero sí puede creer en los jugos mágicos de Herbalife para bajar de peso, también se encomienda a la santería, a los amarres y a los conjuros para alcanzar la fortuna, la salud o el amor.

El caldito de gallina bien caliente no curó a nadie de esta enfermedad, a los pobres también les dio coronavirus. 

La Ciudad Modelo… ¿modelo de…?

Jesús Peña
Jesús Peña
Reportero NG Noticias

En campaña, el hoy gobernador Miguel Barbosa prometió suprimir el OPD Ciudad Modelo, después se comprometió a acabar con la corrupción, pero seguiría operando, pese a considerar que fue un fracaso en inversión y desarrollo económico, el presupuesto de 2021 aumentaría sus recursos, pero a pesar de eso pretende aumentar en 40 por ciento su presupuesto respecto al año pasado, de 47.5 mil millones a 66.4 mil millones de pesos.

En medio de ello, el Ejecutivo envió el martes una iniciativa de decreto para abrogar las leyes de los municipios de Nopalucan, Lara Grajales, Soltepec, San José Chiapa y Mazapiltepec de Juárez, que conforman el polígono donde se asienta Ciudad Modelo.

Recientemente trascendió que Audi, cuya llegada a la entidad provocó este desarrollo, debe 90 millones de en impuestos, incluso se dice que el municipio de San José Chiapa quería clausurar la planta, pero al final hubo una mediación con autoridades estatales.

Ciudad Modelo realmente fue un proyecto ambicioso, un desarrollo de primer nivel, pero como cualquier proyecto que es mal manejado, tenía que convertirse casi en un elefante blanco, como en su tiempo ocurrió con La Célula.

Con la iniciativa, los Cabildos estarían en posición de elaborar nuevas leyes y recuperar facultades para sus municipios, suplidas a través del Organismo Público Descentralizado. Algo bueno.

Sin embargo, la pregunta es: ¿para qué aumentarle presupuesto a Ciudad Modelo, si –según se ha dicho– es modelo de lo que no se debe hacer?

Compartir ahora

Realizará Secretaría de Cultura curso sobre patrimonio fílmico mexicano

Entrada anterior

AMLO frente a Biden – Humberto Aguilar Coronado

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario