Nuestras plumasÚltimas noticias

Morena no pudo con el INE y va por el TEPJF – Eduardo Alcántara

0

Columna de Eduardo Alcántara

Por todos es conocido que la transformación de cuarta, quiere aniquilar y desmantelar las instituciones electorales, esas mismas que les reconocieron su triunfo en el año 2018, pues hoy se han dado cuenta que necesitan órganos electorales a modo para poder perpetuar su fallida manera de gobernar, arrebatar en la mesa y frenar ahí las cada día mayores voces discordantes contra ellos.

Es de recordarse que, sin duda, el camino para conformar las instituciones electorales del país, fue el resultado de muchos años de lucha, mismos que fueron detonados con el fraude de la caída del sistema, aquel que fue orquestado por Manuel Bartlett, lo curioso es que, en su momento, Rosario Ibarra de Piedra gritó fraude en esa elección de 1988, vaya paradojas de la vida, pues hoy, es una aplaudidora de esta intentona del gobierno de Morena.

También es de recordarse como Pablo Gómez propuso el año pasado, desaparecer el Consejo General del INE, bajo el argumento falaz del desmantelamiento de las instituciones democráticas, apoyándose en un reclamo popular legítimo, es decir, que los recursos públicos que se gastan en las elecciones son excesivos, sin embargo, el problema real radica en que el sistema electoral está basado en la desconfianza permanente de fraude, lo que ha obligado tener más controles y hacer más oneroso el trabajo de organizar las elecciones que garanticen objetividad, imparcialidad e independencia.

Este año la cuarta realizó una nueva intentona, ahora poniendo a John Ackerman en el Consejo Evaluador para el nombramiento de los Consejeros Electorales, vaya contradicción, pues fue puesto ahí por la Comisión de Derechos Humanos cuya titular es la hija de quien gritaba fraude a Bartlett. El académico de la UNAM terminó jugando el papel de coyote, el mismo que, estando cerca de apresar al correcaminos le estallaba en las manos la dinamita marca ACME, no pudo, al final este intento acabo con la postura de los Diputados de Morena pretendiendo descalificar el proceso de selección, la ventaja es que, como el proceso se realizó bajo un ejercicio de transparencia en todas las etapas, no pudieron con su cometido de tomar el control del órgano electoral.

En días recientes, Morena ha recibido una serie de resoluciones del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que les son contrarias y han frenado el proceso de renovación de sus dirigentes, por las trampas y empujones que se ponen los propios aspirantes, esto sin duda, ha irritado a la cúpula y sagrada familia que timonea la transformación de cuarta. Ante ello y el fallido abordaje de los Instituto Nacional Electoral, hoy, los camaradas del Presidente, en esa intentona contumaz de controlar el resultado electoral siguiente, se les ocurrió presentar una iniciativa para que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) tenga facultad de atraer los asuntos de Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Esta iniciativa de que la SCJN pueda atraer asuntos del TEPJF fue presentada por los Senadores de Morena  Martí Batres, Jesusa Ramírez y Napoleón Gómez Urrutia, el trasfondo es que con los relevos que están teniendo la Corte, con la Mayoría del Senado, terminen por construir una mayoría a modo, la cual será comandada por el Ministro Zaldívar, el mismo que es familiar de Irma Eréndira Sandoval Secretaria de la Función Pública, y esta última esposa del fallido Coyote Electoral John Ackerman, al final como diría Pompín Iglesias, ¡Qué bonita familia!, la familia que quiere tomar control de los órganos electorales para servir a la transformación de cuarta.

Hoy tenemos que defender más que nunca la autonomía de las instituciones electorales en México, sino estaremos repitiendo las fatídicas escenas de Venezuela donde el comprado Colegio Electoral hace unos años le daba el triunfo a Maduro sobre Capriles, ante los abusos de autoridad de Guardia Nacional en aquella jornada electoral que, sin resultados reales y convincentes, dio un triunfo para prologar un gobierno que actualmente está deslegitimado y reprime a quien piensa distinto.

Compartir ahora

Los rituales del caos: venía muy ‘lión’ , pero el gobierno no pudo con el desempleo

Entrada anterior

Fusila y después virigua – Humberto Aguilar Coronado

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario