Ciudad

Niega Aysa pasivos por 500 mdp

0
  • Explicó que el ejercicio de más de 500 millones de pesos, aún no está registrado en el corte del ejercicio fiscal 2017 con cierre al 31 de enero.

Arturo Cravioto

Luego de presentar informe ante la Comisión de Hacienda, el secretario de Infraestructura municipal, David Aysa, aseguró que no hay pasivos ni subejercicios por más de 500 millones de pesos, sino compromisos por pago de obra programados que aún no concluyen.

Lo anterior ante los cuestionamientos del regidor priista Iván Galindo quien aseguró que si bien no se trata de un desvío de recursos, sí de una indisciplina en la programación y ejercicio de los recursos del presupuesto 2017 cuya cuenta será votada por el Cabildo en la próxima sesión.

Ante ello, Aysa de Salazar explicó: “…por ejemplo, tenemos para marzo, en vencimiento más de 160 millones de pesos que estaremos finiquitando en tiempo y forma; no hay pasivos y explicaba que es un tema de contratos, lo explicaba claramente en las obras que estamos realizando en el Centro Histórico, su propio período de ejecución nos manda a junio de 2018, no se considera subejercicio porque está contratado y eso quiere decir que el recurso está comprometido (…) No hay ningún subejercicio y es un tema de cada uno de los recursos, recursos que tienen vencimiento hasta el 31 de marzo, recursos que tienen vencimiento en junio y otros que no presentan vencimiento”.

Por tal motivo explicó, el ejercicio de más de 500 millones de pesos, aún no está registrado en el corte del ejercicio fiscal 2017 con cierre al 31 de enero; sin embargo para el regidor Iván Galindo es muestra de falta de planeación y disciplina lo cual pudiera generar controversias en la revisión de cuentas durante el ejercicio de entrega recepción.

Compartir ahora

Inmuebles dañados por sismo 19S deben ser atendidos en menos de 3 años

Entrada anterior

Karla Panini y Américo Garza anuncian que esperan a su primer bebé

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario

Más en Ciudad