Nuestras plumas

Polarización origina más radicalismos de unos y otros

0

Al Pie de la Letra, la columna de Juan Rodolfo Rivera Pacheco

Durante las últimas semanas ha quedado claro que en México existe una terrible polarización y crisis de desconfianza que a nadie conviene.

A un buen sector de la sociedad nunca le agradó que haya ganado Andrés Manuel López Obrador la Presidencia de la República y haga lo que haga, jamás estarán de acuerdo con él. Si hace o dice, mal, si no hace o no dice, mal.

Lo que no recuerdan es que, independientemente de que pueda uno estar de acuerdo o no con su forma de gobernar, es un mandatario que ganó la elección con más de treinta millones de votos y que eso ocurrió porque la gente ya estaba harta de cómo nos gobernaron el PRI (durante décadas) y el PAN (dos sexenios). No le busquen explicaciones rebuscadas: López Obrador NO dio un golpe de Estado, ganó gracias al PRI y al PAN, que fueron sus mejores propagandistas con sus acciones y omisiones.

A los panistas les revienta escuchar lo anterior, pero olvidan que su último Presidente, Felipe Calderón apenas ganó con el 0.62 % de ventaja sobre su contendiente más cercano (el propio AMLO) y reunió apenas unos 15 millones de sufragios, es decir el 35.91 % de votación (mientras que AMLO obtuvo el 35.29). López Obrador en su tercera carrera presidencial logró más de 30 millones de votos, o sea el 53.19%.

Ni sumando todos los votos de Ricardo Anaya y José A. Meade, más los de Jaime Rodríguez “El Bronco” le hubieran ganado a López Obrador (Anaya 12,610, 120, o sea el 22.27% de votos y Meade 9,289, 853, el 16.41% más 2,961,732 o sea 5.23%).

Si eso no es ganar con contundencia, no sé qué lo sea.

Y eso no significa que pueda hacer lo que quiera ni tampoco que esté exento de errores o retrasos en el cumplimiento de lo que prometió en campaña.

El gran problema es que la sociedad está polarizándose de una manera peligrosa y provocando una enorme crisis de desconfianza que a nadie beneficia. Ni siquiera a los que tanto critican las acciones del Presidente.

Sí. Grupos empresariales (no todos desde luego), que se quejan un día sí y otro también de las malas decisiones gubernamentales de López Obrador, pero también están asumiendo una actitud absurda de huelga de inversiones porque “el loco nos va a llevar al comunismo”.

He escuchado la misma frase durante semanas. “No voy a invertir ni un peso para que le vaya bien a ese pendejo”. En Foros, declaraciones de líderes de las cúpulas y empresarios que les dio diarrea que haya ganado López Obrador hace ya casi un año.

Y es cierto que el Presidente no ha invertido mucho, ni realizado obras de importancia hasta el momento y también que su estilo de gobierno no es el más ortodoxo. Pero también que estos empresarios viven un permanente coraje porque piensan que todo lo hace mal y… tampoco invierten, sin comprender que eso nos lleva a una espiral de enfrentamientos idiotas y más desconfianza.

Entonces, partidos y ese sector empresarial viven diariamente deseando que le vaya pésimo a Andrés Manuel López Obrador, regresando a una época de radicalismos que son siempre preámbulo de tentaciones autoritarias.

Porque mientras menos asuman que ganó y que le faltan más de 5 años para ejercer su gobierno… los representantes de MORENA también se van a radicalizar y entonces vendrá un cuento de no acabar.

¿No lo entienden los odiadores de López Obrador? Mientras más lo abominen, más lo defenderán sus huestes.

Y perdónenme pero NO hay hoy UN liderazgo que le haga frente al Presidente. El PRI rezando por no perder el registro en 2021. El PAN dividido: su último Presidente fundando su propio partido y 9 Gobernadores que aseguran que van a ser candidatos a la Presidencia. Los empresarios maldiciendo su suerte y encontrando a un renovado “enemigo” al cual combatir (antes lo fueron los comunistas, los masones, los judíos, los anticristianos, los “echevellacos” y los “jolopos”), pero también evadiendo impuestos cada vez que pueden.

Y aquel en sus giras vitoreado por la gente (neta, sí pasa).

Vaya, ni el “culiacanazo” “derrumbó” a AMLO en las aprobaciones de las encuestas serias.

Yo no sé si López Obrador componga a este país y sus brutales problemas. Quizás no lo logre y quizás hasta pierda su partido la próxima elección presidencial. Pero la polarización promovida hoy por sus enemigos no le hace nada bien al país y tarde o temprano termina por perjudicarnos a todos. Empezando por los propios empresarios.

¿No tienen visión panorámica?

Acuérdense.

 

[email protected]

[email protected]

twitter: @rodolforiverap

facebook: Juan Rodolfo Rivera Pacheco

www.beapmexico.org

 

 

 

 

Compartir ahora

Abogado y procurador de Pobres

Entrada anterior

Muchas redes para tan poco equipo

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario