Presiones políticas causan indefinición del TEPJF sobre elección en Puebla: Calderón Chelius

2
61

El Coordinador de Ciencias Políticas de la UIA, Miguel  Calderón Chelius, afirma hay presión por parte de los actores políticos involucrados en el fallo del TEPJF. Además, refleja que se debilita el morenovallismo, por no contar con las pruebas necesarias para su ratificación

Renata Vázquez García

El Coordinador de Ciencias Políticas y Administración Pública de la Universidad Iberoamericana (UIA), Miguel Calderón Chelius, afirmó que al no existir una definición por parte del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la  Federación (TEPJF), sobre la elección a la gubernatura de Puebla, refleja que hay mucha presión por parte de los actores políticos involucrados. Además, muestra  que se debilita el morenovallismo, por no contar con las pruebas necesarias para su ratificación.

En entrevista con NG Noticias, el especialista señaló que, en un escenario donde existen pruebas para avalar una elección, lo más natural e inmediato es que se ratifiquen dichos comicios, al menos que encuentren cosas, poniendo en entredicho su legitimidad.

“Esto quiere decir que han encontrado cosas, entonces probablemente siguen encontrando cosas. Y hay que tener claro que hay presión política de todos los actores políticos, los candidatos, seguramente (Rafael) Moreno Valle, (Luis Miguel) Barbosa,  Yeidckol (Polevnsky Gurwitz), no sabemos si el propio presidente (Andrés Manuel López Obrador) haya tenido algún manejo personal en esto, aunque me da la impresión de que no se ha metido en el proceso”, aseveró.

Miguel Calderón afirmó que al no haber una definición por parte del tribunal, existe mayor posibilidad de que se anule la elección para gobernador en la entidad poblana y se convoque a nuevos comicios.

“Siempre he creído que se va anular, ciertamente debe estar la presión muy fuerte sobre el TEPJF, por todos lados. (…) Cada día que pasa sin que se tome una decisión, me parece, acerca más la posibilidad de que se llame a nuevas elecciones”, aseguró Calderón Chelius.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la  Federación (TEPJF)  tiene como plazo el 14 de diciembre para anular la contienda del 1 de julio o ratificar el triunfo de la gobernadora electa, Martha Erika Alonso Hidalgo. Por ello, el académico  sentenció que los tiempos obligan a una pronta definición, toda vez que en dos semanas (el 14 de diciembre) debe tomar posesión el próximo gobernador o gobernadora, sea  Martha Erika Alonso o un interino.

“Ya no se puede atrasar más, y me parece que en una primera fase, el morenovallismo trató de alargar el proceso, sobre todo cuando estuvo en Puebla, como para acortar el margen de revisión en los tribunales federales. Y este alargamiento habla de una debilidad más del morenovallismo, que de lado de Morena” precisó el especialista.

Calderón Chelius explicó que Martha Erika Alonso, no ha tenido los elementos necesarios, “con suficiente fuerza”, para demostrar que en realidad ganó y obtuvo un triunfo legítimo. Ante esto, el TEPJF, no contaba con los elementos suficientes para dar un fallo rápido, debido a que ha tenido que continuar investigando, sin encontrar evidencias para ratificar dicho resultado.

Recordó, el caso más reciente de anulación de elecciones estatales en México es el de Colima, donde los magistrados confirmaron el jueves 22 de octubre de 2015 que el gobierno de ese estado intervino en forma irregular en los comicios, anulando las elecciones.

Miguel Calderón, dijo es urgente que se dé el fallo, por el nivel de crispación política generado en la entidad, mismo que ha ido en aumento. Situación que ha generado un distanciamiento entre los poderes ejecutivo y legislativo locales, al no  poder negociar entre estos.

“Se está debilitando la gobernabilidad, en parte es natural el gobierno saliente se está debilitando porque ya no tiene futuro, y ya no hay nada que negociar con él, si quieres hacer algo en enero pues ya no negocias con el gobierno actual, tienes que negociar con el siguiente, pero no hay claridad con el siguiente, entonces Martha Erika no está en condiciones de negociar absolutamente nada, porque su triunfo esta cuestionado y está en la indefinición”, señaló.

Explicó, si se define un gobernador interino, será un periodo de gracia con quien se podrá negociar con el congreso. Además, el proceso electoral sería certero y tranquilo, pero al no saber tampoco quién fungirá este cargo, quedando todo en el aire, por un gobierno que cada vez tiene un poder real.

El politólogo afirmó que si el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ratifica el triunfo a la panista, se presentará un ambiente enrarecido, porque el gobierno del José Antonio Gali Fayad, cometió el error de tensar la relación con el Congreso del Estado, y avalar la gubernatura de la panista, tensaría aún más la relación, generando un clima muy difícil, por lo menos los próximos 3 años de gobierno.

Todos esperamos que la próxima semana, se defina la situación de Puebla en la Sala Superior del TEPJF, pero el especialista, recordó que este órgano electoral determinó la anulación de los comicios de Monterrey,  convocando a elecciones extraordinarias, una hora antes de la toma de posesión del presidente municipal.

Hay que recordar, se esperaba que el fallo de los magistrados se diera la semana pasada, donde están pendientes por resolver dos recursos de impugnación del ex candidato Luis Miguel Barbosa y del partido Morena. Todavía queda en la balanza del tribunal si habrá anulación o validación,  Muy pronto lo sabremos.

Más entregas de Reporte NG:

Poblanos evaden tema electoral

Por la violencia, se debe anular la elección: Guillén

2 Comentarios

Deja un comentario