Nuestras plumas

Puebla merece mucho más

0
Cuando se habla de emprendimiento, se tienen algunas falsas creencias, el tema que desarrolla en su columna la regidora Carolina Morales

La columna de la regidora Carolina Morales

Diversas fuentes y metodologías colocan al área metropolitana de Puebla dentro de las áreas económicamente más poderosas del mundo. Esto, estimado lector… es el tamaño y la importancia de la zona metropolitana de Puebla.

Estamos a 11 abriles de cumplir 500 años y el índice de ciudades sostenibles 2018 muestra que nuestra megalópolis presenta desafíos críticos en siete de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Nos marcan como metas muy lejanas en dos objetivos: acción por el clima y paz, justicia e instituciones sólidas; metas lejanas para cinco objetivos, destacando el fin de la pobreza, agua limpia, crecimiento económico, reducción de desigualdades y consumo responsable; tenemos un estatus regular en siete objetivos, donde destacan: hambre cero, salud y educación, y tenemos buen avance o logrado sólo en dos objetivos: ciudades sostenibles y alianzas para lograr los objetivos.

Recordemos que tenemos como fecha límite el año 2030 para poder cubrir estos objetivos, de ahí que la agenda de los diferentes órdenes de gobierno debe estar alineada en este sentido.

De acuerdo al CONEVAL una persona se encuentra en situación de pobreza cuando tiene al menos una carencia social (en los seis indicadores de rezago educativo, acceso a servicios de salud, acceso a la seguridad social, calidad y espacios de la vivienda, servicios básicos en la vivienda y acceso a la alimentación) y su ingreso es insuficiente para adquirir los bienes y servicios que requiere para satisfacer sus necesidades alimentarias y no alimentarias.

De 1.7 millones de habitantes (1,719,828)  de la ciudad de Puebla en 2015; un total de 699,016 se encuentran en situación pobreza, ¡casi 14 veces el estadio Cuahutémoc lleno a su capacidad!

Una sociedad que se ubica dentro de las más poderosas del mundo, no puede permitir que 2/5 partes de su población esté en condiciones de pobreza.

Nuestra región es un importante centro de desarrollo educativo, a nivel estatal es la entidad que cuenta con el mayor número de universidades en el país, con un total de 486 instituciones educativas, presenta fortalezas importantes en el desarrollo de la industria, posee uno de los acervos culturales más importantes del país, la zona de monumentos Patrimonio de la Humanidad es la más grande de América, una vibrante vida cultural y educativa y un clima envidiable.

Como comunidad debemos tener como prioridad abatir de manera solidaria esas brechas que cortan el desarrollo de personas en primer lugar, y que van en detrimento de toda la ciudad.

La transformación social de la que tanto se está hablando, la llamada cuarta transformación, tiene el gran desafío de asumir la responsabilidad que los ciudadanos le confirieron en el pasado proceso electoral, y lo deben hacer en forma eficaz y eficiente, dejando de justificarse por las herencias del pasado, y aprovechar la posibilidad histórica de hacer las cosas diferentes, pero siempre respetando a las instituciones y el estado derecho.

Los acontecimientos que se han presentado en nuestra ciudad en donde nos sentimos presos de la inseguridad, de la falta de gobernabilidad, con servicios públicos deficientes nos desaniman como sociedad, y nos hacen sentir frustración y poca esperanza, sobre todo por la nula capacidad autocrítica de la autoridad, que ahora dice que la inseguridad es un “mito”.

Creo firmemente en la capacidad que se tiene en la participación ciudadana, pero no puede sustituir las acciones propias de la administración municipal que son, entre otras, garantizar la seguridad de los poblanos y una ciudad ordenada.

Compartir ahora

Ciencias Biológicas de la BUAP, una unidad con visibilidad académica

Entrada anterior

Lo mejor de la semana en NG Noticias

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario