EntrevistasÚltimas noticias

Racismo inicia con educación que desprecia a los indígenas

0

El poeta totonaco Manuel Espinosa hace un llamado a ver a nuestros pueblos originarios no como sinónimo de pobreza, sino como una riqueza del país

Jesús Peña

“Hemos tenido una educación que desprecia a sus pueblos indígenas, que no es incluyente, que nos borra dentro de los libros de textos, que usa a los indígenas como folclor. Hay medios racistas con cómicos que nos vuelven chiste. Ser indígena es ver al mundo con cultura, con una relación con su entorno, no es una moda”, indicó el poeta totocano Manuel Espinosa Sainos.

En entrevista con Los Rituales del Caos, el escritor lamentó que el racismo se vuelva un tema de moda, cuando los pueblos originarios lo sufren todo el tiempo, discriminados por hablar una lengua distinta, tener un tipo de piel diferente, por sus costumbres y su ropa, lo que ha generado que la gente se avergüence de sí misma.

“Las lenguas no necesitan defensores, necesitan hablantes. Los pueblos indígenas necesitan empoderarse, no avergonzarse. No es posible que exijamos al gobierno cambiar si nosotros no cambiamos. No deben vernos como pobres o generadores de pobreza, nuestros pueblos tienen muchos conocimientos y sabiduría”, apuntó.

En ese sentido, señaló que los presidentes municipales deben dar un porcentaje del presupuesto para cultura, para la preservación lenguas y de la cosmovisión, pero no lo hacen. Eso -consideró- es la falta de interculturalidad del país, pues la gente desconoce lenguas, música, ropa y literatura de las comunidades indígenas.

“Los papás le dicen a sus hijos: ‘no mates esa ave, porque cuando la vayas a recogerla se convertirá en víbora’. Así es como les enseñan el respeto por la naturaleza. Veamos a nuestros pueblos originarios no como pobreza, sino como una riqueza y no como una riqueza a la que hay que saquear, que es lo que ha pasado desde la llegada de los españoles”, dijo.

En ese sentido, indicó que la pandemia por coronavirus debe ser vista como una enseñanza, como oportunidad para conocernos y visibilizarnos.

“Los pueblos indígenas tenemos servicios de salud precarios, pero hay conocimientos. La gente que está encerrada en sus casas no comerían si los campesinos no salen a trabajar. Aprovechemos estancia en casa para transmitir conocimientos, porque todos nos reunimos a ver la tele, pero nos reunimos como personas alejadas; hay que compartir con los pequeños, en lugar de que estén viendo el celular. Un país sin sus raíces culturales no sabe a dónde va. Debemos aprender de nosotros mismos, transmitir por ejemplo el conocimiento de las plantas medicinales”, apuntó.

Espinosa Sainos, quien lleva más de 20 años haciendo poesía y divulgando la lengua totocana, criticó que históricamente la política educativa alejó a la gente de su riqueza cultural.

“Tenemos idioma y no dialecto, tenemos cultura y no sólo tradiciones, podemos crear poesía, novela, teatro, cuento, ensayo, crítica, lo que sea. La discriminación y el racimo me han impulsado en mi trabajo, para decirle al mundo que ser indígena no es vergüenza, no es ser pobre, no es delito, tenemos derecho a ser quienes somos. Por eso empecé a hacer poesía”, declaró.

Compartir ahora

Los Rituales del caos: El cambio que no llegó (y tal vez no llegará)

Entrada anterior

Para mí Puebla sigue en alerta y semáforo rojo: Barbosa

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario

Más en Entrevistas