México y el mundo

Renuncia Evo Morales tras tres semanas de protestas en Bolivia

0

Este domingo el ahora exmandatario había aceptado que se convocara a nuevas elecciones, pero luego las Fuerzas Armadas pidieron su renuncia. AMLO ya le había manifestado su respaldo

Jesús Peña

Evo Morales Ayma renunció a la presidencia de Bolivia. Este domingo el ahora exmandatario había anunciado que aceptaría nuevas elecciones, luego de tres semanas de una revuelta generalizada, pero luego de ellos las Fuerzas Armadas le pidieron su salida y aceptó.

En rueda de prensa, el líder indígena que llegó al poder desde 2006 y que se había vuelto a reelegir el pasado 20 de octubre aseguró que se trata de un golpe de estado, liderado por los opositores Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho, a quienes llamó a no destruir el país.

“Renuncio a mi cargo de presidente para que Mesa y Camacho no sigan persiguiendo a dirigentes sociales”, dijo al tiempo de acusar que se trató de una rebelión cívico-politico-policíal.

“Ser indígena y anticapitalista es nuestro pecado”, dijo Evo Morales antes de cederle el micrófono al ahora exvicepresidente Álvaro García, quien también dejó su cargo, quien se dirigió a los opositores con la frase del líder aimara Túpac Katari: “Volveremos y seremos millones”.

Previamente, Morales Ayma había aceptado convocar a nuevas elecciones, tras las acusaciones de irregularidades tanto dentro y fuera del país, incluido la Organización de Estados Americanos.

Sin embargo, horas después de ese anunció las Fuerzas Armadas en voz de Williams Kaliman, su comandante en jefe, pidieron la renuncia del presidente para permitir la paz del país.

“Luego de analizar la situación conflictiva interna, pedimos al presidente del Estado que renuncie a su mandato presidencial permitiendo la pacificación y el mantenimiento de la estabilidad, por el bien de nuestra Bolivia”, dijo.

Argumentó que debido a la escalada del conflicto electoral en el país, pidió velar por la vida y la seguridad de la población, así como las garantías constitucionales, por lo que “sugieren” a Evo Morales dejar el cargo en conformidad con el artículo 20 de la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas.

De esa forma, Williams Kaliman llamó al pueblo boliviano y sectores movilizados a “deponer las actitudes de violencia, desorden entre hermanos, para no manchar con sangre, dolor y luto a nuestras familias”.

A estas palabras también se sumó Yuri Calderón, comandante general de la Policía de Bolivia.

Tras el anuncio, miles de bolivianos salieron a las calles para festejar la renuncia de Evo Morales, tras 13 años en el poder.

AMLO había dado apoyo
En México, el presidente Andrés Manuel López Obrador ya había dado su respaldo a la decisión de Evo Morales de convocar a nuevas elecciones y evitar así la confrontación del pueblo.

“Expreso mi satisfacción por lo que se decidió en Bolivia, lo que decidió Evo Morales de convocar a elecciones para evitar confrontación (…) No a la violencia, resolver los problemas consultado al pueblo, mediante la democracia. Un abrazo al pueblo de Bolivia y a su presidente Evo Morales por esa decisión que ha tomado”, dijo en un video subido a sus redes sociales.

En su mensaje, López Obrador recordó que en 2006, cuando pedía el “voto por voto, casilla por casilla” las autoridades se negaron y hubo una imposición, pero la OEA no se pronunció, ello en referencia a que en el caso del país sudamericano la organización sí señaló irregularidades.

Luego de darse a conocer la dimisión de Morales Ayma, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, escribió en Twitter: “Para los 10 mil mexicanos en Bolivia estamos alerta… ¡Recuerda!, Si eres mexicano y te encuentras en alguna zona donde se desarrolle algún conflicto y requieres ayuda puedes comunicarte al teléfono de emergencia +59161099543”.

Compartir ahora

Denuncian a panistas y morenovallistas por supuesta compra de títulos académicos

Entrada anterior

Albazo de Yeidckol Polevnsky, convoca a Congreso Nacional y prorroga gestión

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario