Reporte NG

Robo de combustible no se detendrá con más armas

Elementos de la Policía Estatal habrían localizado una bodega de huachicol en Ixtacuixtla, durante un operativo en el que trascendió la detención de dos personas
Foto: Ilustrativa
  • Más armas, equipo, policías y militares, no garantiza la erradicación del robo de combustible.


Patricia Gutiérrez Rodríguez

(Parte final)

El robo de combustible en Puebla ya es un tema de seguridad nacional y como tal, requiere de un cambio de estrategia, una que vaya más allá de incrementar el número de militares o de policías, como próximamente ocurrirá en Texmelucan, una de las zonas que más peligrosa se ha vuelto por la disputa entre huachicoleros.

Matías Rivero Marines, director de la Facultad de Derecho de la UPAEP, expuso que cuando hay ataques a una propiedad del Estado, refleja que ya no hay control de la autoridad estatal.

En Puebla no tenemos ya solo un problema de seguridad publica, sino nacional… ya tenemos un menú de temas en Puebla, pero lo más preocupante es que tenemos ya estas dos vertientes, delitos del fuero federal y del fuero común”.

Abundó que también es preocupante que ya haya presencia del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG), como se presume opera en San Pedro Tlaltenango, donde recientemente fueron ejecutadas cinco personas, aunque la SSP niega la operación de ese grupo delictivo.

Tenemos un asunto que desafortunadamente, parece, presuntamente, se está saliendo de las manos”.

Reubicar ductos de Pemex, una alternativa
Las estrategias deben ser más allá de enviar castrenses o policías a las zonas de conflicto por huachicol, sino incluso replantear las zonas por donde pasan los ductos de PEMEX.

Y liberar un poco al estado de Puebla de este problema. Es decir, para nadie es un secreto que somos el estado donde más ductos de PEMEX pasan. No solamente eso, por los accidentes geográficos es mucho más fácil en Puebla y en la zona del Triángulo Rojo extraerlo, por las inclinaciones que tiene el propio subsuelo”.

De acuerdo a Matías Rivero no necesariamente esa sería la solución, pero es una de las alternativas que debe explorar tanto la paraestatal como las autoridades para detener la ordeña de ductos.

Las universidades, agregó, puedan hacer aportaciones importantes en el diseño de políticas públicas y estrategias de combate a la inseguridad, derivada del trasiego de huachicol, por lo que pide a los gobiernos no desdeñar su ayuda.

Compartir ahora

Garantiza Estefan gasto suficiente para reconstrucción

Entrada anterior

Pide Carstens que aumento al salario mínimo sea prudente

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario

Más en Reporte NG