Puebla 2031

Si el rector no tiene nada que esconder, que transparente todo: jubilados BUAP

0

Uno de los jubilados aseguró que la autonomía se perdió desde que los últimos rectores permitieron a la Federación imponer sus planes de estudio

Jaime López

Un grupo de jubilados de la máxima casa de estudios avaló la intención de la Auditoría Superior del Estado (ASE) de revisar las finanzas de la BUAP, pese a la negativa del rector de esta institución, Alfonso Esparza Ortiz, de reunirse con el titular de ese órgano, Francisco Romero Serrano.

Cabe recordar que el «Lobo Mayor» expresó recientemente que la medida contemplada por la ASE viola la autonomía universitaria, pues no está apegada a lo que mandata la Constitución.

«Nosotros estamos demandando que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y la Auditoría Superior del Estado (ASE) de Puebla hagan la auditoría, si el rector no tiene qué esconder, que transparente todo, que publique la nómina de la universidad, que publique la nómina de jubilados, para que vean la diferencia entre los montos de jubilación y los salarios que le pagan a los trabajadores de base y a los trabajadores de confianza», expuso uno de los jubilados, de nombre Luis Ortega.

En rueda de prensa, Ortega remarcó que la autonomía de la BUAP se perdió a partir de la entrada en vigor del modelo neoliberal, el cual comenzó en la década de los noventa.

Así, dijo que los gobiernos federales encabezados por Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto impusieron los planes de estudio y temas de investigación a desarrollar en la benemérita, sin la oposición de los rectores de esa época.

Abundó que la BUAP dejó de ser democrática y popular cuando se perpetró la destitución del entonces rector Samuel Malpica Uribe, una acción que, a decir del confereciante, fue planeada por José y Enrique Doger, así como por Alfonso Vélez Pliego.

Por otra parte, mencionó que la reforma a la ley orgánica de la BUAP, realizada en el año 2000, permitió que los directores de las diferentes unidades académicas no tengan que consultar a sus alumnos para la toma de decisiones, es decir, no tienen mandato de base.

En ese sentido, dejó entrever que son directivos a modo, que favorecen «automáticamente» al rector de la máxima de casa de estudios en sus propuestas cuando éste se los pide.

Tal es el caso de la reciente hoja publicada por Esparza Ortiz, que supuestamente defiende la autonomía de la BUAP, la cual fue firmada por los titulares de 41 unidades académicas.

Por último, indicó que a lo largo de los años se fue reduciendo la matrícula de estudiantes, en contraste con el incremento al presupuesto de la universidad y al salario del personal de confianza del rector.

Fue el pasado jueves por la tarde cuando integrantes de la Asamblea General de Universitarios, Jubilados y exuniversitarios de la BUAP pidieron a la Auditoría Superior del Estado (ASE), así como al Congreso de Puebla, que investiguen las finanzas de los últimos cuatro rectores de la máxima casa de estudios: José Marún Doger y Corte, Enrique Doger Guerrero, Enrique Agüera Ibáñez y José Alfonso Esparza Ortiz.

Piden auditar a los últimos cuatro rectores de la BUAP

Compartir ahora

Crónicas urbanas : Nidia

Entrada anterior

Se unen mujeres panistas contra Genoveva

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario

Más en Puebla 2031