Ciudad

Sindicalismo en agonía y un grito sin eco

0
  • Los propios líderes evidenciaron que su poder en el control de los trabajadores no era como el de antaño.

Erick Almanza Ferrer

Una vez más el sector obrero autodenominado “independiente” tomó las calles gritando con encono para que las voces se unieran en un mismo clamor, pero la voz no tuvo eco, por lo menos no el de hace años. El discurso fue combativo pero la realidad es que en este llamado de lucha el sector sindical se mostró diezmado.

Los propios líderes evidenciaron que su poder en el control de los trabajadores no era como el de antaño, fue por eso el llamado del líder del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen (Sitiavw), Rey David García, (no el que canta las mañanitas a las muchachas bonitas), de confiar nuevamente en sus dirigencias obreras. No fue para menos, este gremio que agrupa a 10 mil trabajadores se muestra fracturado por el enojo de cientos de obreros que acusan al sindicato de ser complacientes con la empresa a cambio de prevendas personales, es por ello que no acudió ni un 20 por ciento de los agremiados.

Acudió gente de la 28 de octubre pero no fue Simitrio y lo mismo sucedió con otros representantes gremiales que no llegaron. La ausencia del líder de la UNT, Francisco Hernández Juárez, dañó aún más el herido orgullo sindical. En su lugar, el aprendiz Luis Escobar, hizo lo necesario para mantener el discurso tradicional contra el neoliberalismo y la opresión, para asegurar que la representación trabajadora sigue viva pese a la reforma laboral y que por ello había que pensar bien el sentido del voto para los próximos comicios pues se requería un cambio. Nunca se mencionó a “ya sabes quién” como la cabeza de dicho cambio pero el ataud de cartón con la imagen híbrida de Antonio Meade y Ricardo Anaya, hacían evidente el sentido del pejemensaje…sin embargo, éste no logró encender los ánimos.

Al final marcharon y se repitieron las proclamas de siempre, aseguraron que fueron 10 mil personas las acudieron, pero lejos de las 50 mil que iban hace una década.

Compartir ahora

Rivera pide a trabajadores del Ayuntamiento no dejarse intimidar

Entrada anterior

Patrimonio de Guillermo Deloya llega a los 5 mdp

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario

Más en Ciudad